viernes, 20 de mayo de 2011

Los abdominales en el pádel



  Los músculos del tronco, denominados tradicionalmente como abdominales, están formados por un complejo entramado de haces musculares, dispuestos a modo de capas, cada uno con una función específica, pero funcionalmente con acciones asociadas entre ellos. Proporcionan estabilidad y protección a la columna, al mismo tiempo que transmiten con mejor eficacia las fuerzas entre el tren superior y el inferior.

  Funcionalmente se pueden considerar como un verdadero corsé anatómico del que dispone nuestro cuerpo. Sin este bloque funcional no se podrían transmitir las fuerzas de una parte del cuerpo a otras, por esta razón, resulta fundamental un perfecto acondicionamiento de estos músculos profundos del abdomen para un rendimiento óptimo en gestos motrices donde se solicite trabajos a través de cadenas musculares, como es el caso del pádel, donde hay golpeos, saltos, giros, aceleraciones, frenadas..
  ¿Qué tipo de ejercicio son los más apropiados para solicitar la musculatura profunda que intervienen en el pádel? Con los clásicos ejercicios abdominales de flexión tumbados en el suelo o sobre un banco, se tiende a trabajar el músculo recto abdominal, el más externo y superficial, pero no llega a activar de forma significativa a los músculos profundos.

   Cuando los músculos profundos del abdomen (transverso y oblícuo) pierden su tono, disminuye su función de sostén, se pierde estabilidad en la zona lumbar y aumentan la incidencia de cargas sobre el disco intervertebral.

   Por tanto, debemos empezar a introducir en nuestros entrenamientos ejercicios que soliciten la musculatura profunda del abdomen y evitar así desequilibrios. Una buena forma de involucrar esta musculatura es mediante el fitball, ya que al estar apoyados sobre una base inestable nos obliga a reclutar a los músculos profundos del abdomen para conseguir la estabilidad. A continuación propongo unos ejercicios para trabajar estos músculos:


   En este siguiente ejercicio incidimos más en los oblícuos. Estos ejercicios son muy importantes para todos los golpeos en el pádel, ya que además de estabilizar la columna para mayor efectividad a la hora de golpear, intervienen en la frenada del movimiento en su fase final protegiendo a la columna en todo momento. Este ejercicio se puede aumentar la intensidad cogiendo un balón medicinal con las manos o un disco de 5 kg con las dos manos.


  Si no disponemos de un fitball en casa podemos trabajar la musculatura profunda del abdomen de esta otra forma. 




   Y para aquellos que son de la vieja escuela y se niegan a eliminar de sus entrenamientos los clásicos encogimientos, podemos seguir realizándolos siempre y cuando tengamos una base inestable que nos obligue a involucrar los abdominales profundos. Os dejo otro ejercicio.


  En siguientes entradas iré añadiendo más ejercicios!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...