miércoles, 29 de junio de 2011

La coordinación en el pádel.


   Muy pocas veces hacemos mención a la coordinación cuando hablamos de la preparación física de los jugadores de pádel, generalmente suele ser la gran olvidada. Si observamos partidos de pádel, incluso de jugadores profesionales, podemos ver que en muchas ocasiones se fallan golpes por falta de coordinación o por poco desarrollo de ésta.

El deporte del pádel está caracterizado por un alto grado de incertidumbre, la pelota nunca bota igual, jugamos con un compañero al lado, tenemos paredes que hacen rebotar la pelota, podemos salirnos fuera de la pista para golpear... todas estas características hacen que sea un deporte con una exigencia coordinativa importante. Por tanto, es necesario que incluyamos esta cualidad en nuestros programas de entrenamiento.

 La coordinación es definida como "la acción combinada del sistema nervioso central y de la musculatura esquelética encaminada al desarrollo de un movimiento planificado". Podemos decir que un movimiento coordinado es aquel que se realiza con un mínimo gasto energético, fácil y seguro en la ejecución, con un grado de automatismo alto y en el que se involucra únicamente la musculatura necesaria con la fuerza necesaria. Por consiguiente, movimientos excesivamente tensionados y con un alto grado de ansiedad van a repercutir negativamente en la coordinación y ejecución de los golpeos en el pádel.


  Están totalmente equivocadas aquellas personas que piensan que la coordinación se debe trabajar solamente en las etapas infantiles. Los ejercicios coordinativos deben estar presentes en todas las fases y etapas del entrenamiento deportivo. Desde niños a adultos, y desde jugadores amateurs a profesionales. 

 En este tipo de trabajo es muy importante que el jugador esté totalmente descansando, sin fatiga, y con un alto grado de concentración. El mejor momento para realizar estos ejercicios son al principio de la sesión, justo después del calentamiento. Todos los ejercicios se deben trabajar a máxima velocidad sin llegar a desvirtuar el gesto técnico.

  En esta entrada sólo nos vamos a centrar en el trabajo de la coordinación desde una forma aislada, sin llegar a formar parte de una situación de partido en la que nos encontramos un rival y en la que hay puntos en juego. No obstante, no dejan de ser ejercicios muy importantes y necesarios para poder rendir al máximo en la pista, ya que un buen juego de pies es fundamental para jugar al pádel. Para ello, vamos a ver ejercicios que podemos hacer con la escalera de coordinación (elemento que se puede fabricar de forma casera)  y  mediante conos y minivallas.





  En el siguiente vídeo se realiza también un trabajo de pliometría de media intensidad. Eso sí, yo lo recomiendo hacer con zapatillas deportivas. Muchas veces nos excusamos en que no tenemos el material necesario para este tipo de ejercicios... estas minivallas se pueden hacer de forma casera, tan solo necesitamos botes de pelotas, con cada dos botes fabricamos una valla, ponemos un bote de forma vertical y le unimos por arriba de manera horizontal otro bote con cinta aislante. ¡Ya no tenemos excusa!



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...