martes, 27 de diciembre de 2011

Tendinitis Aquílea en el Pádel

 

   Un tendón es un tejido muy fuerte que conecta los músculos con los huesos. El tendón de Aquiles es el encargado de conectar la musculatura de la pantorrilla (gemelos y sóleo) al talón. Cuando este tendón se inflama, se hincha y duele a nivel del talón hablamos de tendinitis del tendón de Aquiles.

   Son varias las causas para contraer una tendinitis del tendón de Aquiles, pero generalmente se suele producir por la repetición de acciones como saltos, giros, aceleraciones y frenadas, gestos que se dan con mucha frecuencia y a alta intensidad en el pádel.  También, influye mucho la dureza de la superficie sobre la que se entrena y el tipo de calzado deportivo que utilizamos. 


   Otro de los motivos de su aparición es el acortamiento de toda la musculatura posterior de la pierna, principalmente el tríceps sural (gemelos y sóleo), encargado de la extensión del pie. Este acortamiento se suele acentuar cuando se tiene unos gemelos muy voluminosos, en el caso de los hombres, o al utilizar zapatos con tacón las mujeres. Al obligar al pie a estar de puntillas estamos acortando la musculatura, hasta tal punto que hay casos de mujeres que no pueden ponerse zapatos planos porque los gemelos le incomodan mucho debido al acortamiento. Es muy importante estirar gemelos y sóleos después de una dura jornada con zapatos de tacón. 

    Los síntomas de esta lesión son inflamación y dolor en el tendón de Aquiles. El dolor es más intenso cuando nos levantamos por la mañana, o al iniciar la actividad física, y va disminuyendo conforme progresamos con la actividad. En el momento de los primeros síntomas debemos parar el ejercicio físico, ya que se puede agravar la lesión.

   En cuanto al tratamiento lo primero que debemos hacer es cesar nuestros partidos y entrenamientos de pádel. Si el dolor no es muy intenso se pueden sustituir por ejercicios de bajo impacto, como bicicleta, elíptica o natación. Si el dolor es fuerte se debe reposar completamente. Es muy importante aplicar hielo sobre el tendón durante 15-20 minutos, dos o tres veces al día. También podemos realizar un masaje sobre el tendón y estirar toda la musculatura involucrada, sin provocar dolor.


    La prevención es muy importante en esta lesión. Un tríceps sural  fuerte y flexible ayudará a reducir el riesgo de tendinitis. Además, una correcta elección del calzado, con una buena amortiguación va a conservar la salud de nuestro tendón de Aquiles, así como los estiramientos de toda la musculatura posterior de la pierna, desde los isquiotibiales hasta los gemelos y el sóleo. 

    A la hora de trabajar ciertos ejercicios, como las sentadillas, podemos poner una pequeña cuña o disco bajo el pie para que el tendón no sufra  tanta tensión. En cuanto a los ejercicios a realizar, el trabajo excéntrico es el ideal para la prevención de esta lesión, realizando todos los ejercicios con suavidad y controlando el movimiento.

    A continuación os dejo dos vídeos en los que podemos ver un pequeño resumen de todo lo comentado anteriormente y diferentes ejercicios  para la prevención de la tendinitis Aquílea, donde predomina el trabajo excéntrico. Los vídeos son gracias a los compañeros de NoHayDolor y de SerFuncional.


 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...