lunes, 24 de septiembre de 2012

Cómo superar las barreras psicológicas en el pádel.





          ¿Cuáles son mis barreras mentales que impiden que pueda disfrutar y mejorar en el pádel? ¿Cómo puedo "superar", afrontar y solucionar las dificultades y limitaciones que encuentro cuando compito en el pádel?

    El objetivo principal de cualquier entrenamiento psicológico está estrechamente unido al plan de preparación general para las competiciones. En la carrera deportiva de un jugador de pádel lo primero que debe de definir es hasta dónde quiere llegar y si está dispuesto a empeñar el esfuerzo necesario para conseguirlo.

        Por ejemplo, estar entre los diez primeros de mi Federación, ganar un campeonato nacional o internacional, etc. En segundo lugar, hay que pensar hasta dónde puedes llevar tu potencial como padelista, hasta dónde pretendes llegar este año si superas todas tus limitaciones. En tercer lugar, tienes que fijar una meta realista, la que puedes lograr en función de tu nivel de destrezas actual, tu motivación y tus resultados.

         Es importantísimo asumir, que si fallas en conseguir una meta realista, no te vendrás abajo como ser humano y que lo intentarás de nuevo, sin "machacarte" ni condenarte mentalmente.


           1) ¿Quién puede beneficiarse de este entrenamiento psicológico?

        En la mente de todos está que los jugadores de pádel que pueden beneficiarse de la práctica psicológica son aquellos jugadores de alta competición. Esto es cierto, pero también es cierto que no solamente ellos se ven beneficiados. El entrenamiento en destrezas psicológicas es positivo para todo tipo de jugadores de cualquier edad o nivel de destrezas. Es más, el momento ideal para iniciarse en las habilidades básicas del entrenamiento psicológico es cuando los jugadores comienzan a practicar el pádel.


         2) ¿Cuándo comenzar el entrenamiento psicológico?


       El mejor momento para poner en práctica un programa de entrenamiento mental es en la pretemporada. Si la temporada de competición ha comenzado no es recomendable iniciar un programa de preparación mental, encaminado a remediar un pobre rendimiento.


        3) ¿Quién debe de dirigir el programa psicológico?


       El programa debe de ser planificado, realizado y supervisado por un psicólogo cualificado en el deporte. Es necesario la colaboración entre el psicólogo deportivo, el entrenador y otros profesionales del pádel. Lo ideal es que el entrenador y el psicólogo deportivo tengan algunas reuniones especiales para comentar de qué forma se pueden llevar a la práctica las técnicas psicológicas adecuadas. Si el entrenador no es el primer convencido de la utilidad de las técnicas psicológicas, la viabilidad del programa está destinada al fracaso.


        4) ¿Cuándo practicar las técnicas psicológicas?


      Debe de llevarse a cabo en sesiones especiales. Cuando ya se dominan se realizarán en los 10/15 minutos antes o después de la sesión de entrenamiento físico. El paso siguiente será practicar las destrezas en la competición simulada. Y por último, las destrezas psicológicas deberán utilizarse en la competición real.

       La meta final del entrenamiento psicológico debe ser una parte integrada, perfectamente ensamblada, con los demás procedimientos encaminados a optimizar el rendimiento. No se trata de un entrenamiento independiente o paralelo. Para lograr esta integración de los físico y lo psíquico es necesario un tiempo suficiente de aprendizaje, de modo que llegue a realizarse de forma automática.


        5) ¿Cuánto tiempo emplear para el entrenamiento psicológico?


      El tiempo necesario para el dominio de las estrategias psicológicas varía de unos jugadores a otros, y en función de la dificultad de lo que se quiere aprender. Dependerá del tiempo disponible, del nivel de las cualidades psicológicas de base, de la dedicación de los jugadores, de la rapidez del aprendizaje, y sobre todo, del grado de dominio logrado.

      Por ejemplo, si se introduce una técnica nueva hay que utilizar sesiones especiales, unas tres veces por semana, durante un tiempo, hasta dominarla. Una vez dominada hay que pasar a integrarla en el entrenamiento físico. A veces habrá que dedicarle sesiones especiales, fuera del entrenamiento, a destrezas mentales ya conocidas, cuando posean puntos débiles en la actuación del jugador y haya que corregir o mejorar. ¡NO EXISTEN RECETAS!




         La duración total de un programa de entrenamiento psicológico: para adquirir las estrategias y las técnicas psicológicas para mejorar el rendimiento deportivo no bastan dos o tres sesiones de aprendizaje. Para que aparezcan de forma demostrable los primeros beneficios se precisan al menos tres semanas de práctica. Y para dominar perfectamente una habilidad, sea física o mental, se necesita tiempo.


        Con el tiempo de práctica, el dominio de las estrategias psicológicas aprendidas, pasa a hacerse automático, de modo que el jugador de pádel puede realizarlas simplemente “dejándose llevar”. La última meta que se pretende conseguir es precisamente ésta, la práctica automatizada de las destrezas mentales que se han demostrado eficaces para optimizar el rendimiento.


         6) La evaluación psicológica del jugador de pádel.


      El primer paso en cualquier programa de entrenamiento psicológico es identificar las necesidades de cada jugador. Detectar los puntos débiles y fuertes. Para llevar a cabo este primer paso la participación del entrenador es fundamental, ya que en la mayoría de los casos es él quien mejor conoce los puntos débiles y fuertes de sus jugadores. 

    Existen distintos instrumentos de valoración, uno de ellos es el Cuestionario de Conductas Competitivas en el Pádel, (adaptado por Fran Cintado), donde podemos "autoevaluar" en un cuestionario nuestra "conducta competitiva").




      La participación y el compromiso de los jugadores de pádel en el programa es imprescindible. Una vez realizada la evaluación hay que determinar el tipo de destrezas psicológicas a entrenar y la forma de secuenciarlas.

         7) ¿Qué destrezas psicológicas se pueden adquirir?


       Existen diferencias individuales en el grado de motivación, de relajación, de concentración de la atención, de persistencia en perseguir un objetivo, de dominio del temor, etc., ya sea o no deportista.

      Nuestra disposición psicológica varía entre nosotros y según nos encontremos en una situación o en otra. Existen diferencias en las capacidades psicológicas, pero éstas se pueden perfeccionar y controlar. Los jugadores de pádel pueden aprender, incrementar y perfeccionar las destrezas psicológicas que se han demostrado eficaces en incrementar el rendimiento deportivo.

     Las estrategias más utilizadas pueden agruparse de la siguiente forma:

 Técnicas de Modificación de Conducta
· Programas de refuerzo y feed-back de la ejecución
· Reforzamiento positivo
· Modelado
· Autocontrol
· Retroalimentación del rendimiento y de la ejecución


Relajación

· Habilidad para conseguir relajación corporal y/o mental
· Relajación progresiva (RP)
· Entrenamiento autógeno (EA)
· Control de la respiración
· Biofeedback
· Control del estrés
· Masaje deportivo


Energetización

· Habilidad para incrementar la energía física o psíquica al nivel adecuado
· Control de la energía
· Autorregulación
· Tensar y relajar rápidamente los músculos
· Manejo de la energía psíquica
· Visualización de escenas cargadas de energía
· Respiraciones rápidas y profundas


Automensajes positivos

· Habilidad para mantener los pensamientos y sentimientos positivos y eliminar los negativos
· Autoinstrucciones
· Toma de conciencia
· Pensamiento positivo
· Detención del pensamiento
· Terapia racional-emotiva
· Establecimiento de metas


Concentración

· Habilidad para focalizar la atención en una tarea, eliminando las distracciones
· Control de la atención
· Manejo de agarrotamiento
· Incremento de la concentración
· Técnicas de biofeedback


Visualización ideomotora

· Habilidad de imaginar escenas para incrementar el rendimiento
· Ensayo mental o imaginario
· Práctica mental
· Ensayo conductual visomotor
· Autohipnosis

        La enumeración de las habilidades anteriores constituye un conjunto de destrezas básicas, que se han demostrado efectivas en favorecer o incrementar el rendimiento deportivo. Eso no significa que el jugador de pádel tenga que practicarlas todas. Deberá conocer y dominar al menos, una de cada grupo eligiendo aquellas que se adapten mejor a sus características personales



       CONCLUSIÓN

        Se ha producido un importante avance de los métodos de enseñanza del pádel, hasta tal punto que se puede decir que los jugadores de pádel de élite, aquellos que se encuentran clasificados en los primeros puestos del ranking mundial, poseen unas características técnicas semejantes; su desarrollo técnico y táctico es similar, pero cuál es la diferencia entre unos y otros.

       Sin negar que existan algunas diferencias técnicas, la principal diferencia está en la preparación mental, el dominio que tienen de su cuerpo, de las respuestas fisiológicas, motoras y cognitivas.  

      En otro artículo vimos cómo nuestro RAFA NADAL nos explicaba cómo superó las lesiones que le llevó a perder su dominio en la élite tenística. Con esfuerzo, entrenamiento y dedicación volvió a ser número uno mundial.

     Otro ejemplo, es Juan Martín del Potro, tenista argentino que también se denomina un "luchador" y que ha superado momentos "malos". Con fuerza, tenacidad y mucha psicología, logró "volver" para ser un top-ten en el tenis mundial y referencia para muchos chicos y chicas deportistas.




Y recuerda.... ¡¡¡ DIVIÉRTETE SIEMPRE JUGANDO AL PÁDEL !!!



Otros artículos de Preparación Física en Pádel que te pueden ayudar a mejorar mentalmente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...