viernes, 28 de septiembre de 2012

Entrenando la velocidad de reacción en el pádel



Si hiciésemos una encuesta a jugadores de pádel sobre qué cualidad física le gustaría mejorar en su juego la mayoría de los participantes se inclinarían por la velocidad. Un golpe potente siempre es llamativo pero un jugador rápido que llega a todas las bolas acaba siendo decisivo. En esta ocasión, dentro la velocidad, nos vamos a centrar en la velocidad de reacción, veremos una serie de ejercicios para entrenar la velocidad de reacción en el pádel.

La velocidad de reacción  es la ejecución de una respuesta motora ante la presencia de un estímulo externo. Por tanto, tenemos que crear situaciones en las que respondamos rápidamente ante un estímulo, en nuestro caso, una pelota de pádel.

 Son muchos los ejercicios que se pueden realizar para mejorar nuestra velocidad de reacción y ser mejores jugadores dentro de la pista de pádel, consiguiendo que disfrutemos más en nuestros partidos. Vamos a comenzar, a modo de calentamiento, con un ejercicio muy sencillo para a la vez muy práctico en el que un compañero nos va lanzando una pelota que tenemos que ir a buscar y devolver, para que nos la tenga que volver a tirar y realizar la misma acción.

En el momento que dominemos el ejercicio podemos introducir dos pelotas, haciéndolo más dinámico. Es un ejercicio muy bueno para trabajar la velocidad de reacción y la movilidad. Si lo queremos complicar aún más podemos introducir una pelota Z que, gracias a su bote irregular, nos obliga a estar concentrados y a tener que reaccionar rápidamente. 



  Siguiendo con nuestra progresión de ejercicios podemos colocarnos enfrente del jugador con los brazos abiertos y una pelota en cada mano. El jugador, colocado a una distancia de 3 metros tiene que ir en busca de la pelota que hemos dejado caer al suelo antes de que la pelota dé el segundo bote en el suelo. Como siempre, se puede complicar el ejercicio partiendo el jugador de espaldas, de rodillas, tumbado...

Es muy importante introducir ejercicios de velocidad de reacción con gestos técnicos de pádel. Por ejemplo,  nos colocamos de espaldas a la red, y a la señal del entrenador tenemos que darnos la vuelta y volear la pelota que nos tira para meterla en el campo contrario. Si queremos trabajar también la precisión del golpeo tenemos que direccionar las voleas a unos conos colocados al otro lado de la red. En la siguiente imagen se ve como el jugador Álvaro Clemente está de espaldas, concentrado, y esperando la señal para girar y volear rápidamente.



Por último, si queremos trabajar de manera integrada y específica en nuestro deporte podemos trabajar una situación real de juego que se reproduce con frecuencia durante los partidos. Un compañero tira bolas contra la reja que tenemos que devolver al campo contrario. Al ser un bote imprevisible tenemos que pegarnos a la reja, flexionar las piernas para bajar el centro de gravedad y poder así reaccionar antes al rebote de la reja. Un excelente ejercicio para trabajar la velocidad de reacción.

 

Si te ha gustado este artículo también te puede interesar: 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...