lunes, 22 de octubre de 2012

Cómo entrenar la visualización en el pádel.




 
¿Sueles "ver los partidos" antes de jugarlos? En los momentos importantes, ¿eres capaz de visualizar el siguiente punto y trazar mentalmente un plan para ganarlo?  ¿Eres capaz de cerrar los ojos e imaginarte golpeando la bola como tu entrenador te ha indicado? ¿Te puedes "ver" realizando los movimientos correctos y realizando una ejecución perfecta de tus golpes en el pádel? 

Muchos deportistas y jugadores de pádel tienen un muy buen control sobre sus golpes, con una gran precisión. Son capaces de repetir los golpes una y otra vez, de forma automática. Un aspecto del entrenamiento mental que tiene un papel decisivo en la automatización de los golpes es la VISUALIZACIÓN. También se le conoce como "práctica imaginada", "ensayo mental" o "entrenamiento ideomotor".

La visualización es una técnica psicológica que consiste en "verse" a uno mismo llevando a cabo una acción de un entrenamiento o un partido. Se trata de ensayar mentalmente la técnica de los golpes del pádel, o situaciones concretas de un partido, fundamentos tácticos, golpes decisivos, momentos críticos...etc.

A su vez, la visualización ayuda al jugador de pádel a controlar sus emociones, reestablecer el nivel de tensión entre los puntos y mantener el nivel de concentración durante más tiempo y cuando nosotros queremos.

El ensayo mental es una técnica que se ha demostrado muy eficaz para crear "automatismos" en el deportista. Se ha usado en muchos deportes como la gimnasia, el tenis, el fútbol, el automovilismo... Siempre con resultados sorprendentes.







Y ¿cómo sé si soy capaz de visualizar los golpes? ¿Cómo puedo entrenar la visualización para mejorar mi juego?
  
En primer lugar, es necesario conocer nuestra capacidad para "imaginar" y "visualizar". Para ello, existen multitud de ejercicios. Los siguientes ejercicios los  puedes practicar a diario y en cualquier momento.
  • Cierra los ojos e intenta visualizar lo que has hecho en los últimos cinco minutos. Intenta "verlo" con todos tus sentidos y con el máximo número de detalles. Fíjate en los pequeños detalles, en los colores, texturas, sonidos, olores, emociones, sentimientos, pensamientos...
  • Con los ojos cerrados, visualiza una comida, la que más te guste. Identifica su sabor, su presentación en el plato, su olor, su temperatura, su paladar y las emociones que genera en ti. Repite este ejercicios con varias comidas, por ejemplo, postres, helados, ensaladas, asados, bebidas, etc.
  • Imagina una situación "idílica", donde tus emociones son positivas. Por ejemplo, un día en el campo con tus amigos y amigas. Una cena romántica con tu pareja, un día de playa, un paseo a orillas del mar, etc. Identifica los detalles con todos tus sentidos y las emociones agradables y placenteras que te producen.
  •  Siéntate cómodamente. Afloja la ropa que te apriete y olvida tus preocupaciones. Respira profundamente e intenta relajarte. Piensa en un limón. Ahora imagínalo: su color amarillo y su textura. Siente el tacto y la forma de su piel,la forma de sus extremos, así como su peso. Con un afilado cuchillo lo cortas por la mitad...

    Intenta sentir el olor fuerte y penetrante que te trae recuerdos; aprietas una mitad y ves las gotas de zumo que salen despedidas. Disfrutas del olor. Después, lo acercas a tu boca y pasas la lengua por la parte recién cortada. Te das cuenta del sabor ácido y potente de la fruta. Saboréalo. Observa cuanta saliva has producido.




Si has realizado todos los ejercicios anteriores, tendrás una información muy valiosa sobre tu capacidad para imaginar y visualizar.

Uno de los deportes donde la capacidad de visualización es vital, es en el automovilismo, concretamente en la Fórmula 1. En esta disciplina deportiva, los pilotos requieren respuestas autómaticas y muy rápidas, donde un despiste, por muy pequeño que sea, supone una pérdida de décimas de segundo que, finalmente, separan a los campeones de los demás.

Por este motivo, pilotos de la categoría de Fernando Alonso, ensayan las carreras mentalmente. En el siguiente vídeo podemos ver qué capacidad de visualización tiene Fernado Alonso y cómo la utiliza en el entrenamiento de la Fórmula 1. Sinceramente, espectacular.




LA VISUALIZACION EN EL PÁDEL


Ensaya estos ejercicios diariamente, prácticalos hasta que identifiques claramente tu capacidad de visualización y la utilices de forma automática.  

Ahora, intenta verte jugando a pádel, como a ti te gustaría hacerlo, sin errores y ganando todos los puntos:

  • Cierra los ojos. Visualiza tu equipo deportivo, todo lo que llevas en el bolso de pádel, desde la pala hasta el último grip u objeto más raro que podamos llevar. Es importante que "veas" los colores, las formas, el tacto... que "manipules" tu material y lo sientas.
  • Visualízate con tu equipación de pádel. Trata de hacerlo con todos los detalles y, si es posible, desde distintos ángulos. Observa la ropa, las zapatillas, la pala en tu mano...
  • Ahora, sitúate "mentalmente" en la pista. Intenta visualizar la "rutina" que haces cuando juegas. Cada uno tenemos una "rutina" que solemos hacer cuando llegamos a la pista. Intentemos "repasarla" visualmente.


  

 Los ejercicios anteriores puedes utilizarlos junto a ejercicios de relajación (ej.- escuchar música relajante, realizar respiraciones profundas...). Una vez que hemos conseguido "meternos" en la situación de juego, pasamos a ejercicios de visualización sobre aspectos más técnicos y tácticos del pádel. Sirva de ejemplos los golpes básicos del pádel, así como cada una de las situaciones de juego que se nos pueden presentar (ej.- saque-volea, juego defensivo, aspectos tácticos, etc.).

Para trabajar visualmente los aspectos técnicos y tácticos a través de la práctica imaginada, es imprescindible coordinarse con el entrenador de pádel, quien te va a dar las pautas necesarias para que las practiques mentalmente. Un ejercicio muy útil es "imaginarnos" a nosotros mismos realizando los movimientos cuando el monitor o entrenador de pádel nos lo está explicando, bien sin bola en juego como en juego real.




Para concluir, "como entrenemos mentalmente, así jugaremos". El dominio de esta técnica de visualización requiere práctica diaria. Conforme vayas practicándola, te irás sintiendo con más seguridad y confianza. En la competición hay mucho tiempo dedicado a viajar, tiempo de espera entre partido y partido... Aprovecha estos momentos para practicar mentalmente, repasa mentalmente tu "rutina" y "planifica" tu juego para tu próximo partido.


Para completar esta lectura, recomiendo los siguientes artículos que complementan el entrenamiento mental, concretamente, la técnica de visualización.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...