lunes, 15 de octubre de 2012

EL CALENTAMIENTO EN EL PÁDEL



¿Cuántas veces nos hemos bajado del coche o de la moto y nos hemos metido a la pista a jugar sin calentar? ¿En cuántas otras ocasiones hemos notado molestias al terminar de jugar un partido de pádel que durante el encuentro no habíamos notado? 

No es ni mucho menos extraño que sucedan molestias o pequeñas lesiones durante o al finalizar un partido, ya que, no hemos dedicado ni unos minutos a activar nuestra musculatura y ponerla a punto para el juego.





Comúnmente se ha venido hablando del calentamiento utilizando expresiones tales como: "parte inicial", "parte preparatoria", "entrada en calor", "puesta en acción" o, en las clases de Educación Física en primaria se ha definido también como "fase de animación".

Teniendo en cuenta estas expresiones y aceptando que durante este "fase inicial" se produce una adaptación del estado de reposo al esfuerzo, podemos definir calentamiento como: "conjunto de acciones que se realizan en el periodo de tiempo inmediatamente anterior a la ejecución de una actividad física, con el fin de disponer de las funciones orgánicas, musculares, nerviosas y psicológicas del sujeto al máximo ajuste y preparándole para que pueda ejercitar todo su potencial con la máxima eficacia".

EFECTOS DEL CALENTAMIENTO

El calentamiento cumple con la misión de adecuar al organismo para posteriores esfuerzos de menor o mayor intensidad, favoreciendo el rendimiento y evitando posibles lesiones

Pero, ¿qué efectos tiene el calentamiento sobre nuestro organismo?

  • Aumenta el riego sanguíneo. El corazón bombea más cantidad de sangre para así transportar el oxígeno y los productos energéticos que necesitan los músculos.
  • La respiración se hace más frecuente, de esta forma llega más oxígeno a los músculos que lo necesiten.
  • Mejora la coordinación de los movimientos. La realización de movimientos que luego se efectuarán permite asentar en el sistema neuromuscular una mejora evidente del sentido cinético.
  • Se alcanza un mayor nivel de concentración. A través del calentamiento se aumenta la capacidad de atención, la motivación y la concentración.
  • Aumenta la temperatura corporal. El calor aumenta la fuerza de contracción y la velocidad.
  • Disminuye el riesgo de lesiones. Los diversos ejercicios que se proponen deben estar prescritos para prevenir lesiones.


FASES DEL CALENTAMIENTO

Dentro del calentamiento, encontramos una serie de fases que nos ayudarán a estructurar el mismo. Estas fases son las siguientes:

Una primera fase de preparación o activación en la cual, incluimos ejercicios de carrera continua o de resistencia aeróbica para activar la musculatura. Mi recomendación es comenzar a realizar trote suave durante 5 minutos acompañado de pasos laterales, cruce de piernas por delante y por detrás, rodillas arriba y hacia los glúteos, y finalizar con movimiento de brazos para preparar los músculos del tren superior.


Fase de puesta a punto en la cual, ponemos en práctica un conjunto de ejercicios y juegos de carácter específico para la actividad posterior, en este caso un partido de pádel. Podemos realizar pequeñas aceleraciones (subida hacia la red), seguidos de carrera hacia detrás (recuperación de la posición al fondo de la pista), trabajando además saltos (remate en suspensión o bandeja).


Y por último, una fase de movilidad músculo-articular y estiramientos. En esta fase encontramos ejercicios estáticos y dinámicos dirigidos a la movilidad específica de cada segmento corporal y estiramientos de los grupos musculares que entran en juego en el deporte del pádel. En este caso, nos centraremos en la movilidad de los tobillos, rodillas, cadera, codos, hombros y cuello. Además estiraremos de forma combinada la musculatura del tren inferior y superior. Trabajaremos con ejercicios dinámicos que aumentarán la temperatura corporal y estiramientos estáticos muy suaves, con una duración entre 5-10 segundos cada uno de ellos.



En resumen, es de vital importancia dedicar unos 10-15 minutos para realizar un calentamiento, no solo para jugar al pádel, si no para realizar cualquier actividad física. Con ello prepararemos nuestro cuerpo para el posterior ejercicio y disminuiremos el riesgo de lesión.

Seguir estas fases es fundamental para activar, estirar y poner a punto nuestro cuerpo para disfrutar de nuestro deporte favorito. Además, conociendo estos consejos tendremos la oportunidad de "motivar" al resto de jugadores que se están iniciando en el deporte para que pongan en práctica esta rutina de ejercicios.

Como acompañamiento de este artículo les dejo un vídeo resumen de todo lo expuesto en el mismo, además de una pequeña entrevista con uno de los integrantes de la actual pareja número 3 de ranking pádel pro tour, Sanyo Gutiérrez.

 




5 comentarios:

  1. Muy buen artículo!! Enhorabuena por el blog, resulta muy util!!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias! Ojalá que le haya gustado y que siga visitándonos y aprendiendo de cada uno de estos profesionales del deporte.

    ResponderEliminar
  3. Muy buen artículo y pagina web,esto es un lujo tener los conocimientos de estos profesionales al alcance de un "clik" en estas fechas que te hacen pagar hasta por respirar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Miguel Ángel. Pronto nuevas secciones y más contenidos.

      Un saludo.

      Eliminar
  4. Lo que estamos aprendiendo con vosotros. Toda la vida lo he hecho al reves primero estirar (en frío) y luego calentar.

    Me extraña que en el artículo no mencionáis nada de los estiramientos después del ejercicio.

    Xavi.

    ResponderEliminar

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...