viernes, 15 de marzo de 2013

CUIDADO AL IMITAR A LOS PROFESIONALES DEL PÁDEL – SU “MAJESTAD” EL REMATE

 
Reflexionábamos en mi primer artículo de pádel en esta Web, ¿ES BUENO IMITAR A LOS PROFESIONALES DEL PÁDEL?, sobre las posibles ventajas o desventajas que para los aficionados o jugadores amateur podía suponer el hecho de IMITAR las acciones que vemos en los partidos de pádel con presencia de jugadores/as profesionales.

Y en esa reflexión llamaba vuestra atención respecto a que el problema no creo que estuviera en hacerlo o no, o sea, en imitarles, sino en la capacidad de filtrar lo que a cada uno de nosotros nos puede aportar de “mejora” a nuestro juego. ¿Te identificas con la forma de jugar de tal o cuál jugador?, ¿“imitas” a algún profesional?, ¿con alguno de sus golpes?, y por tanto, la pregunta del millón, ¿es bueno imitar a los profesionales?.
 

Posiblemente compartas conmigo la idea de que no es necesario buscar muy lejos para poder comprender que la imitación es la base del aprendizaje y paralelamente a ello, cuanto mejor imites, mejor progresarás (tanto para bien como para mal). Digamos que es una ley natural que desde nuestros ancestros siempre ha existido.

Trasladada al deporte esa “instintiva” conducta con la que nacemos, el jugador profesional (normalmente asociado a la élite) suele infundir acertadamente al practicante y aficionado al pádel (y en el deporte en general) la idea de que “nada es regalado”, que no ha llegado hasta ahí por casualidad y que detrás del nivel que muestra hay muchas horas de entrenamiento y sacrificio. O sea, que el “gran campeón”, (insisto, la élite profesional) es un estado deportivo de excepción y los demás, sobre todo a nivel aficionado, con frecuencia o mucha frecuencia solemos estar a años luz de estas estrellas.

Por ejemplo, un concertista de piano puede ensayar perfectamente unas 6 u 8 horas al día, día tras día, mientras que el pianista principiante, con unas 3 sesiones a la semana, en una clase de más o menos una hora, ha dado todo de si. Pues bien, en pádel (y en el deporte en general) suele pasar lo mismo, es decir, hay que empezar haciendo escalas en el proceso de formación antes de poder llegar a dar un concierto en un gran escenario. Es decir, se suele imitar el gesto, la acción, etc… del jugador profesional de pádel pero no se hace lo mismo con sus entrenamientos. Por lo tanto, no estamos jugando en el mismo terreno.

Por eso la “obligada” recomendación es que seáis muy pero que muy selectivos a la hora de “imitar a los profesionales” porque posiblemente de base no estarás en igualdad de condiciones con respecto al profesional y habrá acciones que de los mismos no podrás imitar. Aplicar el sentido común es una buena opción para afrontar cualquier conducta de imitación respecto a un modelo que sabemos que está muy por encima de nosotros.

Viene bien también escuchar los consejos y enseñanzas de tu monitor/entrenador, sigue programas de entrenamiento adaptados a tu nivel (son la base para ir subiendo escalones con orden y los que te permitirán poder imitar a los profesionales) y nunca te dejes influenciar por todo lo que digan los más experimentados si no son precisamente profesionales en la enseñanza del pádel.

Y ahora toca trasladar todo esto al pádel y justificar el titular del artículo: CUIDADO AL IMITAR A LOS PROFESIONALES DEL PADEL – SU “MAJESTAD” EL REMATE
 

Entramos en materia…

Cuando vemos partidos en los que participan jugadores profesionales, a quien más quien menos le suele impresionar esa “aparentemente fácil” capacidad que tienen para pegarle duro a la bola con el golpe de remate y terminar trayéndosela o sacándola de la pista por 3 ó por 4. Pero en mi opinión, creo que no sólo hay que quedarse con esos espectaculares lances del juego sino que detrás de esa acción hay detalles importantes en el hecho de golpear así a la pelota que cualquier jugador, sobre todo a nivel amateur, siempre debería tener en cuenta y valorar cuando se disponga, como digo, a rematar con potencia.

El hecho de que veamos a los "pro" ejecutar, como digo, con esa aparente facilidad esos remates de potencia desde prácticamente la línea de servicio de su propio campo, no debería ser sin más una invitación para imitarles, de manera que por ello llegue uno a su club y en sus partidos se líe a pelotazo limpio para intentar obtener el mismo resultado que ellos. Pero recuerda, tu posiblemente ni siquiera entrenas, sólo juegas partidos y no recibes clases, mientras que un profesional invierte muchas horas en preparase técnica, táctica y físicamente para poder golpear así a la pelota.

Para empezar, seguramente que en la mayoría de las veces en que lo llevemos a cabo no conseguiremos ganar el punto, y en segundo lugar, nos estaremos exponiendo además a sufrir una lesión, principalmente en la articulación del hombro. Por eso el titular del comentario dice "CUIDADO" al imitar a los profesionales.

Pero observa en el siguiente vídeo que en ninguno de los 11 puntos que lo componen, el jugador que realiza ese remate de potencia que tanto gusta a los aficionados, consigue ganar el punto, siendo uno de los elementos clave la distancia a la que se encuentran de la red cuando golpean la pelota.
 

Sí, ya sé, en otras ocasiones sí que los ganan, pero este botón debería de ser suficiente, servir de muestra y ser tenido en cuenta si a niveles inferiores queremos que nuestro nivel de juego siga progresando correctamente por la senda de la consistencia.

Vale, pero si golpeando desde las inmediaciones de la línea de servicio ellos, que están técnica y físicamente preparados, no consiguen ganar todos los puntos cada vez que lo intentan, ¿para qué a niveles inferiores de juego nos vamos a plantear semejante gesta?. De manera que esos detalles a los que anteriormente he hecho referencia, diciendo que hay que valorarlos, tienen que ver fundamentalmente con la distancia a la que nos encontramos de la red cuando ejecutamos ese golpe de remate con el que pretendemos cerrar el punto.

Considero que antes de llevar a acabo una acción de golpe de remate de potencia sería más rentable "filtrar" y tener clara conciencia de a qué distancia me encuentro de la red y a continuación golpear en consecuencia, o sea, pegar a la bola con el criterio táctico que proceda.



De manera que a niveles inferiores considero que sería más rentable golpear con mayor contundencia a medida que nos encontremos más cerca de la red, y cuanto más lejos de la red nos encontremos entiendo que debería de primar más el control sobre la pelota en aras de mantener un alto nivel de consistencia sobre nuestro juego. O dicho de otra forma, de cada 10 remates de potencia que haces desde las cercanías de la línea de servicio de tu propio campo, ¿cuántos ganas directamente?, ¿cuántos fallas?, ¿cuántos, aún entrando, son devueltos por la pareja rival y terminamos perdiendo el punto?. La misma pregunta podríamos hacérnosla si nos encontramos mucho más cerca de la red. Los resultados seguro que serían diferentes, ¿verdad?.

Pues eso, cada jugador debería de saber, a la hora de rematar con potencia, dónde está la línea que delimita su zona de peligro más allá de la cual estaría incrementando el riesgo de errar el tiro, de que se lo cojan o incluso de lesionarse.

Así que a partir de ahora, cuando veas a alguien rematar con potencia y te plantees imitarle, valora a qué distancia de la red lo ha hecho y qué resultado final ha obtenido. Me da la impresión que no vas a ganar muchos más puntos por el mero hecho de golpear más fuerte a la bola.

Sé realista con tu propio nivel de juego y actúa en consecuencia valorando principalmente a qué distancia te encuentras de la red. No es que no se pueda o deba "imitar" a los profesionales, pero si lo intentas hazlo siempre con criterio y sabiendo a lo que te expones.

Y aquí tienes un par de vídeos más en los que se aprecia lo que a nivel profesional ocurre cuando su “majestad el remate” no consigue imponerse. 






Resumiendo, si la distancia que hay en formación entre jugadores profesionales y aficionados es muy amplia, para qué plantearse imitar “arriesgadamente” una de las acciones del pádel más exigente, “su majestad el remate”, que además no siempre permite ganar el punto. Obvia decir que uno debe conocer cuáles son sus limitaciones y habilidades para rentabilizarlas al máximo dentro del orden y el juego lógico con el que entiendo que hay que practicar este deporte.

Y para complementar la información expuesta en el artículo, y en concreto, la relacionada con el golpe de remate, creo que te puede interesar el contenido de estas 3 entradas...


EJERCICIOS PARA MEJORAR LA POTENCIA EN EL REMATE DE PADEL

ENTRENAMIENTO DE POTENCIA PARA EL TREN SUPERIOR

5 CONSEJOS PARA MEJORAR LA POTENCIA EN EL REMATE


Saludos cordiales y mucho cuidado si imitas a los profesionales.
 

4 comentarios:

  1. Gran articulo para la gente que amamos el padel . Un saludo ;)

    ResponderEliminar
  2. Muy buen post. Hace que reflexionemos sobre nuestras posibilidades. Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Muy buen artículo, tanto de consejo cómo para equilibrar acciones en el mundo amateur...
    Sólo añadir, desde mi punto de vista, que también interviene el tema Psicológico (concentración, calma, etc..).
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Muy buen artículo!. Además servirá para equilibrar acciones del mundo amateur entre otras cosas.
    Sólo añadir, desde mi punto de vista, que también interviene el aspecto Psicológico (concentración, calma, confianza, etc.) en dicho golpe.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...