lunes, 11 de marzo de 2013

La importancia de jugar flexionados en el pádel


A menudo escuchamos a monitores y entrenadores de pádel decir que tenemos que jugar flexionados, con una semiflexión de rodillas que nos permita bajar nuestro centro de gravedad. Pero, ¿por qué es importante jugar flexionados en el pádel? En las siguientes líneas trataremos de dar respuesta a esta pregunta.

 Si analizamos las acciones que lleva a cabo un jugador de pádel durante un partido vemos que se repite una sucesión de giros, cambios de dirección, desplazamientos, aceleraciones y frenadas. De la rapidez de estas acciones dependerá el éxito de cada golpe que realizamos. El jugar flexionados nos va a permitir realizar todo las acciones de manera rápida y precisa.

  Con esa semiflexión de rodillas estamos bajando nuestro centro de gravedad. Desde el punto de vista de la física, un centro de gravedad bajo nos permite aplicar una fuerza horizontal más rápidamente, lo que se traduce a mayor velocidad en nuestros desplazamientos, aceleraciones y desaceleraciones.

Además de realizar las diferentes acciones con mayor rapidez, el jugar flexionados nos va a permitir tener más estabilidad, por tanto, podremos golpear desde una posición más cómoda. Está demostrado que muchos golpes errados no son fallos técnicos, son ocasionados por factores como un mal desplazamiento provocando un golpeo sin estabilidad (posición forzada).

   Cuando nos encontramos en el fondo de la pista, en posición defensiva, el jugar flexionados nos facilitará todos los giros con las paredes, los desplazamientos laterales y sacar todas las bolas que salen muy bajas tras el rebote del cristal. Si jugásemos de pie, primero tendríamos que reaccionar e interpretar la dirección de la bola, para posteriormente flexionar para poder golpear, haciendo que lleguemos tarde a la bola y el golpeo sea forzado. Si estamos ya ligeramente flexionados todo ese proceso se reduce a la reacción e interpretación del golpe.

 En la red sucede lo mismo. Una posición con una semiflexión de rodillas, con el peso del cuerpo sobre las puntas de los pies, nos permite reaccionar antes a las voleas y a los posibles desplazamientos que se dan en la red, así como llegar a esas bolas que caen cerca de la red.

 Como todos los aspectos que se dan en el pádel, el jugar flexionados se puede y se debe entrenar. Tenemos la suerte de contar con un material específico para ello, el Flex-Trainer, de Technology Sport. Este material, formado por una cinta de velcro ajustada a la cintura y dos velcros para enganchar en los tobillos, nos ayuda a conseguir que el jugador esté en todo momento con esa flexión de rodillas ideal para ejecutar los golpes con la mejor técnica.


   Es un material excelente, ya que puedes realizar cualquier ejercicio sin ningún tipo de impedimento. En la fotografía se puede observar como el jugador está en posición para volear, con esa semi-flexión de rodilla y con el peso del cuerpo sobre las puntas de los pies, para poder modificar rápidamente su posición en busca de la pelota. El Flex-Trainer te ayuda a mantener esa posición.

 En el siguiente vídeo podemos ver cómo se trabaja con Flex-Trainer. En una primera parte, vemos al jugador Jaime Barón trabajar la defensa en el fondo de la pista, siempre flexionado, con el centro de gravedad bajo para realizar giros y desplazamientos rápidamente. En la segunda parte, vemos con el jugador volea para derribar una serie de conos.


Tanto el Flex-Trainer, como otros muchos materiales específicos para pádel y tenis lo pueden adquirir en Technology Sport, empresa número uno en material de entrenamiento específico en deportes de raqueta.


Si te ha gustado este artículo también te puede interesar:



1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...