lunes, 22 de abril de 2013

¿Puede considerarse el pádel como un deporte de riesgo?



En principio todos diríamos que no, ¿verdad? Pero si analizamos las características de este deporte quizás cambiemos de opinión. El pádel es un deporte en el que una gran cantidad de variables pueden ocasionar situaciones de riesgo, tales como la velocidad de la bola, la cercanía de los rivales y del compañero, las paredes, la puerta, las palas, los rebotes, la alta competitividad desde niveles bajos… Todos estos factores hacen que no sea raro que de vez en cuando veamos alguna situación de caídas, golpes, desvanecimientos…

Podemos concretar entonces que, independientemente de que lo entendamos como deporte de riesgo o no, es relativamente frecuente encontrarnos con situaciones como lesiones musculares o tendinosas, articulares u óseas, contusiones, lesiones oculares, heridas, hemorragias, bajadas de azúcar, golpes de calor, bajada de tensión, pérdida de consciencia…

No estaría de más, por tanto, que obtengamos algunos conocimientos sobre cómo actuar en estos casos. En ningún caso estos consejos sustituyen, si fuera necesario, la visita al médico, fisioterapeuta o especialista correspondiente según el caso.
  •  LESIONES MUSCULARES O TENDINOSAS:
En este blog puedes encontrar artículos específicos sobre lesiones musculares y tendinosas. No obstante damos un repaso.
 
-Distensión: Estiramiento excesivo de un músculo o tendón. Recomendamos RICE (abreviatura de reposo+ice/hielo+compresión+elevación). Realizar o no estiramientos dependerá del grado de la lesión.
-Contractura: el músculo contraído es incapaz de relajarse. RICE + estiramiento.

-Desgarro o rotura: RICE sin estiramiento. Incluye las roturas de fibras, tan frecuentes en gemelos y muslos, frecuentemente manifestado como el síndrome de la pedrada.
-Calambre: contractura violenta, generalmente por deficiente alimentación o calentamiento. Reposo + elongación + líquidos + masaje.

-Tendinitis: inflamación del tendón por sobrecarga, tensión excesiva o movimiento anormal (hombro, rodilla, epicondilitis…): RICE.
El tan conocido y frecuente esguince es un estiramiento excesivo de los músculos y tendones que forman una articulación, generalmente el tobillo. Según el grado de afectación puede ser desde una distensión leve hasta una rotura.
En todas las lesiones musculares o tendinosas sería recomendable la visita a un médico o fisioterapeuta, a fin de conseguir una recuperación completa lo antes posible y evitar secuelas y molestias posteriores, o incluso un agravamiento de la lesión.
 
  • LESIONES ARTICULARES U ÓSEAS:
Las más frecuentes son las luxaciones, es decir, la salida de un hueso de una articulación. Menos frecuente la fractura. En ambos casos inmovilizar la parte afectada y acudir a urgencias.


Las lesiones de meniscos, también frecuentes, se caracterizan generalmente por una sensación de bloqueo de la rodilla. Debe acudir al médico para confirmar diagnóstico y comenzar el tratamiento.
  • Contusiones
Probablemente la lesión más común en el pádel, ya sea causada por la bola, la pala, los cristales, el muro, la puerta, la red o incluso tu compañero. Si causa una herida debe desinfectarse, generalmente es suficiente con povidona iodada (betadine). Se recomienda RICE.
  • Lesiones oculares
Pueden ser causadas por contusión (bola, pala…) o por la entrada de un cuerpo extraño (arena, mosquitos…). Recomendamos limpiar con agua, suero fisiológico si se dispone (limpia y reduce el dolor). Es posible que cause hemorragia interna, que en estos casos da lugar a un hematoma bastante llamativo. Acudir a especialista si no se recupera la visión totalmente en pocos minutos.
  • Heridas
Por contusión o caídas. Recomendamos limpieza con agua y si es posible desinfección con povidona iodada o agua oxigenada, no con alcohol. Usar gasas limpias, no algodón. Si la herida fue causada por hierro, cemento o alquitrán se recomienda revisar vacunación antitetánica.
 
  • Hemorragias

Taponar con gasas o algo lo más limpio posible. No retirar el taponamiento hasta pasados varios minutos, de lo contrario volverá a sangrar. Si se detiene hemorragia limpiar, desinfectar y valorar herida por si precisara sutura.
En caso de epistaxis (sangrado por la nariz) taponar los orificios nasales y presionar con los dedos en el tabique nasal; no echar la cabeza hacia atrás; no retirar el taponamiento hasta pasados unos minutos. Si la epistaxis pudo ser debida a excesivo calor mojar un poco la cabeza.
 

  •            Hipoglucemia:
Glucemia (nivel de azúcar en sangre) inferior al mínimo habitual. Es un tema del que se puede hacer un artículo monográfico ya que no es raro verlo y se puede hablar mucho de ello. 
En el pádel se debe generalmente a déficit de alimentación. También puede deberse a exceso de insulina, ya que si hemos ingerido azúcar justo antes del partido el cuerpo genera grandes cantidades de insulina, ya que desconoce que esa glucosa se iba a quemar haciendo ejercicio. De ahí la importancia de una correcta alimentación, no sólo en tipo y cantidad de comidas, sino en los tiempos antes de un partido o entrenamiento.
 
La hipoglucemia se manifiesta por una sensación de visión borrosa, pesadez, sudoración excesiva, falta de reflejos, hambre… En condiciones normales el jugador permanecerá consciente, en cuyo caso lo que necesita es azúcar; lo más rápido es caramelos, bebidas azucaradas, barritas energéticas… Si el jugador perdiera la consciencia, no es habitual en las hipoglucemias del pádel, no dar ningún tipo de alimentos ni bebidas y avisar a urgencias sanitarias (061, 112…).
  • Golpe de calor:
Cada vez más extraño ya que actualmente el número de pistas cubiertas ha aumentado de forma importante. No obstante también es posible sufrir un golpe de calor en una pista cubierta si las condiciones de calor y humedad son importantes y la ventilación deficiente.
 Generalmente se manifiesta con dolor de cabeza, malestar general, debilidad, calor… y recomendamos  reposo, líquidos, bajar temperatura con toallas húmedas, aire fresco… Puede dar lugar a deshidratación, en casos extremos, lo cual agravaría la situación. Si el jugador no se recupera o pierde la consciencia avisar a urgencias.

 
  • Hipotensión arterial:

La tan conocida bajada de tensión no es una situación extraña en el pádel. Generalmente relacionado con pérdida excesiva de líquidos (sudor) e ingesta insuficiente. Más frecuente en mujeres.  Recomendamos tumbar y elevar piernas, lo cual nos llevará a una rápida recuperación al conseguir que la sangre vaya a los órganos más importantes. Si el jugador está consciente dar líquidos.
 
  • Cuadro vagal:

Nombre extraño este, referido sin embargo a una situación frecuente y conocida, aquella en la que  por la estimulación del Sistema Nervioso por dolor, calor… el jugador sufre mareos, visión borrosa, sudor excesivo, debilidad… Típico de recibir un bolazo en zona muy dolorosa. Recomendamos tratar como la hipotensión, es decir, reposo, tumbar con elevación de las piernas y líquidos cuando sea posible.
  • Pérdida de consciencia:

Entendemos por inconsciente aquella situación en la que una persona no responde a estímulos verbales, táctiles ni dolorosos. Ante esta situación es primordial avisar a urgencias (061, 112…) lo antes posible. Necesitaríamos mucho texto para explicar la actuación mientras llega el equipo de emergencias, pero sería muy recomendable que gran parte de la población conociera las maniobras básicas de reanimación, que dejamos para un artículo posterior. Mientras tanto, siga las instrucciones que le darán los servicios de emergencias cuando llame.
 
Si te ha gustado este artículo también te puede interesar:


Jaime Sánchez Salado
Diplomado Universitario en Enfermería
Enfermero de urgencias y emergencias sanitarias
Monitor de Pádel

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...