miércoles, 8 de mayo de 2013

La práctica imaginada en el PÁDEL



¿Cuantas veces hemos revivido situaciones de partido mentalmente para no volver a cometer los mismos errores? O incluso ¿por qué nos han recomendado imaginar un golpe especifico de pádel para mejorarlo? Esto que llamamos imaginar se denomina práctica imaginada o visualización y en este artículo aprenderemos sobre qué es, cómo y cuando funciona.


¿Qué es la práctica imaginada? La visualización es una representación mental de un gesto o acción determinada que ha podido o no suceder. Consiste en una simulación que se produce en nuestro cerebro y recrea experiencias sensoriales (oír, sentir, ver) que abarca desde situaciones deportivas, como una bajada de pared, hasta recuperación de lesiones, por ejemplo una luxación de hombro que nos impide jugar pero aún así podemos visualizar como elevamos el brazo y realizamos una salida de pared.

Para que esta técnica cuando la utilicemos, debe abarcar el máximo número de sentidos posibles para recrear de la mejor forma las situaciones. Estos sentidos son el auditivo, recreando todo lo que oímos o podemos oír cuando jugamos al pádel; táctil, la sensación de correr, de desplazarnos, del agarre de la pala, la sensación de impacto con la bola, etc.; visual, consiste en visualizar mentalmente lo que solemos ver cuando jugamos un partido como la bola, nuestro compañero moviéndose, nuestro impacto con la pala, desplazamiento de los rivales, etc.


¿Cómo funciona la visualización? Esta funciona a partir de informaciones o recuerdos que tenemos en la mente a partir de experiencias en situaciones reales de partidos. Nos ayuda a comprender situaciones de juego y los patrones de movimientos que deberíamos utilizar en función de las distintas situaciones que pueden suceder en la competición.

Los usos de la visualización abarcan tanto para mejorar nuestra concentración, crear confianza, entrenamiento y práctica de estrategias antes de un encuentro, controlar las emociones y afrontar los dolores que se producen tras una lesión.

¿Cuándo funciona la práctica imaginada? Como hemos visto con anterioridad, la visualización la podemos utilizar en cualquier momento, tanto antes de nuestro partido de pádel, durante, etc. pero hay en ocasiones que es más efectiva como son: 
  • Antes y después del entrenamiento: antes del entrenamiento es un modo de ir preparado a la hora de entrar a entrenar; después del entrenamiento sirve para interiorizar la sensación de los movimientos que se acaban de practicar y están recientes y frescos.
  • Antes y después de la competición: antes de la competición sirve para ir preparado y también para armar la estrategia a seguir, además de controlar las emociones; después del partido de pádel se utiliza para interiorizar aquellas acciones más satisfactorias y las que menos para aprender de ellas.
  • En los descansos: utilizaremos la visualización para ver qué estamos haciendo bien y que no y prepararnos para la continuación del encuentro. 
  • Durante el periodo de lesión: sirve para revivir situaciones y sensaciones que tenían cuando competíamos y prepararse a ellas cuando nos recuperemos de la lesión.




Si te ha gustado esta entrada también te puede interesar:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...