jueves, 6 de junio de 2013

HAGAMOS EL PÁDEL SENCILLO


En nuestro anterior artículo hablábamos de la relación entre Técnica y Táctica. Es en este momento cuando abordaremos la Táctica desde una óptica simple y asequible a cualquier jugador/a. No pretendemos restar importancia a la Preparación Física ni al entrenamiento mental porque sería un imperdonable error pero queremos abordar el trabajo de los aspectos Tácticos como elemento fácilmente aplicable a cada jugador/a independientemente de su nivel de juego.

Personalmente, opino que el aprendizaje de la Táctica es fundamental para conseguir un mayor disfrute y óptimos resultados Deportivos. Entender el juego es indispensable para obtener el rendimiento deseado. No vale de nada tener una calidad Técnica envidiable si su aplicación al juego es deficitaria. Para que nos entendamos, sería como poner el coche de Fernando Alonso en manos de un conductor novel.


A continuación plantearemos sencillas pautas que nos ayuden a entender mejor nuestro deporte y actuar de manera eficaz en busca de un óptimo resultado.

Antes de entrar a fondo en materia, es fundamental entender que el Pádel posee una grandísima implicación de los procesos perceptivos que influirán cualitativamente en las tomas de decisiones y por supuesto en la ejecución  motriz del gesto deportivo.

 Entrar en el trabajo Perceptivo nos llevaría otro artículo como mínimo pero sí me gustaría transmitir la necesidad de que analicemos con lógica y todo resultará mas fácil y provechoso. Si percibo de manera óptima, las posibles opciones a analizar se verán reducidas y con ello también facilitaremos la elección de una respuesta adaptada a las necesidades del momento/situación.


Defender y Atacar

Distinguiremos en primer lugar las dos grandes opciones que se plantean en nuestro juego: Defensa y Ataque. Es muy importante distinguir con claridad el rol que debemos desempeñar.

En cada jugada nos debemos situar rápidamente como atacante o defensor con el fin de aplicar comportamientos/acciones que aporten eficacia y sentido a nuestro juego. Si rápidamente nos situamos en el papel que corresponde podremos analizar con mayor claridad lo que ocurre, lo que puede suceder y que deberíamos hacer para no perder el punto.

Nuestra primera intención en Defensa debe ser mantenernos con vida en la jugada. Hacer ver al rival que somos duros de pelar, que no fallaremos fácilmente y que deberá jugar muy bien para conseguir vencernos. En Ataque, sin embargo, nuestro objetivo será hacer prevalecer el dominio e iniciativa en el juego, mantener la red con autoridad y elevar paulatinamente la presión sobre los rivales haciéndoles cometer errores o facilitando golpes definitivos a nuestro favor.

Algunos os podéis estar planteando que hay una situación muy típica que no ha sido expresada en nuestra visión de la Defensa y el Ataque como son las que nos sitúan en momentos que no son puramente Defensivos y/u ofensivos. Estoy de acuerdo y por ello quiero añadir aquí las "Transiciones" defensa-ataque o viceversa. Las transiciones deben ser abordadas como aquellas que nos llevarán a desempeñar roles defensivos y/u ofensivos. Es en este punto donde suelo aconsejar a mis jugadores la necesidad de desarrollar patrones de juego que nos faciliten la Defensa o conduzcan nuestro ataque con mayor fiabilidad.

¿Ataco, Defiendo, subo, bajo, aguanto arriesgo?

"Viene la bola y no sé muy qué hacer ni cómo hacerlo". "Da igual como venga la bola, yo la pego con todas mis fuerzas",. Son pensamientos en voz alta que muchos jugadores/as han tenido alguna vez.

A continuación, plantearemos una serie de aspectos que nos ayuden a situarnos rápidamente en el Rol que nos exige la propia situación.


¿Toca Defender o Toca Atacar?

Si estoy en el fondo de la pista, ¿cómo sé qué bola debo defender o atacar?

Una manera muy sencilla de dirigir mi actuación es analizar la bola que viene en función de su velocidad, altura de rebote, salida de la pared.

- Si la bola no llegará a la pared o en caso de hacerlo se complicará en exceso piensa rápido: si la bola viene con muy poca velocidad y baja, al cuerpo, a los pies y viene rápida, no debemos arriesgar lo más mínimo y debemos realizar un golpe fácil y seguro. Por ello debemos actuar con la intención de defender o contener la iniciativa rival.  Si por el contrario, la bola viene a velocidad cómoda, a la altura perfecta para golpear y a mi golpe más seguro es cuando buscamos ganar la iniciativa e incluso generar ataque directo.

Cuando entran en juego las paredes lo mas importante es saber leer lo que hará la bola una vez toca la pared/es. El primer aspecto a analizar es la velocidad con la que llega la bola a la pared. Es obvio que una bola que llega con mucha velocidad saldrá muy rápida de la pared. Cuanto más lenta sea la bola menos rebotará y menos debo arriesgar si me queda por detrás de mi cuerpo. Si la bola es muy fuerte y me coge ligeramente retrasado igualmente debo asegurar mi golpe.

Otro aspecto importante es la altura del rebote. Toda bola que bota por debajo de mi cintura es una bola que debo asegurar. A medida que la bola se sitúa a la altura de la cintura o por encima de ella nuestra actitud se convertirá más ofensiva. También hay que aprender a valorar la combinación del binomio Velocidad-Atura de bola. La combinación inteligente de la utilización de ambos elementos te dará un exitoso comportamiento Táctico.

También es importante analizar y conocer la trayectoria que seguirá la bola en la pared/es. no es igual un rebote sin ángulo que una bola que entra en diagonal y sale con ángulo en una dirección determinada o que toca una o dos paredes. Una Bola a una pared y que sale en perpendicular le ponemos el cartel de mas fácil pero cuando viene en diagonal y busca dos paredes debemos arriesgar lo justo.

¿Y cuándo llegamos a la red, qué?

Supongamos que tras una buena actitud defensiva hemos revertido la situación y pasamos a tener la iniciativa y por tanto podemos considerar que nos situamos como atacantes.

Este pensamiento lógico lleva al error a muchos jugadores Amateurs pues piensan que hay que darle a todo lo que me llega como si se fuese a acabar el mundo.

Tengo una clara filosofía de juego a aplicar cuando llegamos o nos encontramos en la red y espero que os resulte  útil. Tengo claro que la red es el lugar donde debemos ganar la mayor parte de los puntos que juguemos, pero también opino que debemos reducir nuestros fallos al máximo. La red es el lugar perfecto para presionar, ahogar y liquidar los puntos, pero también creo que no es fácil conducir el juego desde el primer golpe en la red hasta la finalización del mismo con éxito. A continuación intentaré exponer mis ideas sobre cómo iniciar, conducir y finalizar las jugadas en la red.

En la red vamos a distinguir claramente jugar de volea, bandeja y/o Remate.
Comencemos por la Volea. Lo primero que debes aprender en la volea es que debemos dominar dos tipos de volea: "contención e intención". Son fáciles de distinguir y por lo tanto deberían ser sencillas en su aplicación.

La volea de contención debe realizarse cuando estando en la red nos enfrentamos a una bola rival que viene a gran velocidad y con gran intención de fulminar el punto y al que se ponga por delante. Ante esta bola no podemos intentar hacer filigranas y si es interesante aprender a bloquear con intención la bola aprovechando nuestra colocación, distribución de pesos, bloqueo firme de pala delante del cuerpo. Debe ser un golpe que nos permita mantener la posición en la red y nos permita seguir en posición ofensiva.

 Podríamos definirla como un golpe de mantenimiento de la posición dominante en la red. La volea de contención debemos intentar dirigirla profunda y a los pies del rival. Con ello lograremos recuperar la iniciativa en la red.
La volea de Intención es la bola que nos permite inclinar la balanza de la iniciativa muy a nuestro favor. Cuando en la red recibimos una bola cómoda de velocidad y con altura media/alta debemos presionar al máximo a nuestros rivales para facilitar la finalización del punto. La mayor o menor intención la aplicaremos en función de la facilidad que tenga la bola que viene hacia nuestra posición. A menor velocidad y mayor altura aplicaremos mucha mas intención de finalización.

Un detalle muy importante en estas voleas en no apresurarse. Si juego correctamente mis voleas puede que necesite 2,3 o 4 voleas para definir pero sin duda alguna cada una de las voleas sucesivas nos acercarán con firmeza al objetivo deseado. No por apurar opciones equivocadas conseguiremos mejores resultados.

En la red hallamos los golpes que mas gustan y que mas poder ofensivo pueden tener si los dominamos en ejecución y aplicación. Hablamos de la Bandeja y el Remate.

La Bandeja puede ser considerada como un golpe fundamental y característico de nuestro deporte. Algunos consideran que está destinado a desaparecer en la Alta competición pero yo no opino igual. Creo que lo importante es saber distinguir o graduar el nivel de agresividad de la Bandeja en cada momento y situación. La Bandeja posee una gran versatilidad en el juego y puede ser una manera sólida de mantener la red/iniciativa con gran seguridad a la vez que puede convertirse en un arma con gran poder ofensivo. Todo va a depender del lugar desde el cual la ejecutemos y de la comodidad con la que la realicemos.

A mis alumnos intento inculcarles la necesidad de realizar la bandeja con 100% de fiabilidad. La bandeja bien realizada dependerá de lo bien que entendamos la bola que viene. Lo mas sencillo para no equivocarnos es valorar dos aspectos: la distancia de la red y nuestro apoyo en suelo. Cuanto más cerca de la red nos quede el globo nos será mas sencillo atacar cómodamente la bola y a medida que el globo es mas profundo intentaremos asegurar bola y buscar golpes profundos que den poco rebote en pared que nos permitirán recuperan posición en la red además de obligar al rival a seguir defendiendo.

 La posición de nuestros apoyos es un aspecto clave y fundamental que estará íntimamente ligado a la profundidad del globo. Si mi posición antes de golpear es equilibrada, con la posibilidad de golpear a la bola en el punto y con la distribución de pesos correcta podremos jugar con mayor intención ofensiva que si tenemos que golpear una bola que nos obliga a pegar en movimiento, con nuestro peso atrasado. En definitiva:"Si estoy cómodo de apoyos y la bola me cae ligeramente adelantada debo jugarla con intención de hacer daño (ofensiva)". "Si por el contrario me encuentro ante un globo que me supera y pone en aprietos debo intentar jugarla a mantener la red con el menor riesgo (Seguridad al ataque).

Nos queda por analizar ese golpe en que a todos nos gustaría parecernos a Miguel Lamperti: El Remate.
Qué bonito sería poder sacar la bola de la pista en cada golpe o traerla de regreso a nuestra pista sin esfuerzo alguno. Es evidente que no es fácil pero tampoco debe ser un elemento que se vuelva en nuestra contra cada vez que lo ejecutamos. No es extraño ver jugadores/as que lo intentan constantemente y que fallan en exceso por aplicar demasiada violencia, pegar a bolas que no eran para esta elección o en posiciones y momentos equivocados.


A mis alumnos intento enseñar que cuando elegimos esta opción debe ser para acabar el punto, no hagas prisioneros, termina el punto. Este es el golpe ofensivo por excelencia pero también tiene una serie de condicionantes que facilitarán el éxito.

El Remate debe ser la consecuencia de un juego ofensivo que ahogue al rival haciendo que cometa un error grave en forma de globo regalado cerca de la red. Si juegas con intención y paciencia es muy probable que aparezca esa bola que todos deseamos. Por mucho que deseemos pegarle a todo lo viene volando solo tendremos éxito si hemos desarrollado un juego inteligente y organizado. Esto es como subir una escalera. Sin duda llegaremos antes si subimos los peldaños de cuatro en cuatro pero también es probable que tropiece y caiga.


En definitiva y como consejos a nivel global me gustaría comentar:

- Disfruta del juego, no te agobies. El Padel debe ser ameno y agradable.
- Mete más bolas que el rival. Si fallas demasiado estarás regalando el partido. Cuando en un partido fallas demasiado intenta meter todo lo que juegas, asume riesgos mínimos e intenta jugar para que tu compañero/a entre más en juego y lleve la iniciativa.
- Desde el inicio del partido debes obligarte a llevar el tanteo a la perfección. Es una manera excelente de jugar concentrado.
- Juega con el marcador. El primer punto es muy importante, con el cobrarás ventaja o tendrás que igualar el marcador. Juega con claridad y no tires el punto. Si en juego llevas ventaja (0- 30) puedes permitirte mayor riesgo que si vamos por debajo.
- Cuando rompas un saque con facilidad es probable que inicies el siguiente juego relajado y ello te puede llevar a perder vuestro saque con igual facilidad.
- Los Tie-breaks. Debes jugarlos como si cada punto fuese el partido completo. Hay que ser seguros pero agresivos.

Espero que os sea de utilidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...