martes, 10 de septiembre de 2013

Beneficios del Pilates y el Yoga en el Pádel


Por todos es conocido que el pádel es un deporte fácil de practicar, al menos en niveles bajos, para divertirse; pero también sabemos que es un deporte en el que es fácil lesionarse, ya sea por una acción concreta como por la sobrecarga de movimientos.



El pádel es un deporte fundamentalmente asimétrico, es decir, se trabaja mucho más una parte del cuerpo que la otra (si eres diestro trabajarás mucho más el brazo derecho y la parte derecha de la espalda).
Por ello, muchos jugadores de pádel buscan deportes alternativos o suplementarios como la bicicleta, el running, las pesas...

Si a todo esto le sumamos que generalmente no realizamos un correcto calentamiento y estiramiento los resultados son los habituales: sobrecargas musculares, lesiones, molestias…

Existen muchos artículos que nos explican cómo fortalecer determinadas partes del cuerpo o cómo realizar el calentamiento y estirar antes y después, pero en este caso vamos a aconsejar un método distinto, que no quita de un correcto calentamiento y estiramiento. Hablamos del yoga y del pilates como métodos para prevenir molestias musculares y lesiones, así como para mejorar nuestra forma física.

El pilates es un método que mediante ejercicios fáciles nos ayuda a mantener un cuerpo firme, fuerte, flexible y estable, con lo que compensamos la parte del cuerpo menos trabajada en el pádel, trabajando principalmente el abdomen, la espalda y los glúteos. El yoga ayuda a mantener una buena forma física, descansar mejor, mantener la concentración, bajar la tensión… En definitiva, a priori realizar yoga y pilates puede suponer grandes beneficios para el jugador de pádel.

Pilates:

El pilates se basa en ejercicios fáciles, con pocas repeticiones, trabajando la respiración, la concentración, el control corporal y la alineación.

Los ejercicios tienen en su mayoría una base en el centro abdominal, lo cual nos ayuda a potenciar el golpe, sobre todo en el smash, a la vez que mejora la estabilidad y la postura de la columna, previniendo por ejemplo, las lesiones de espalda tan comunes en este deporte.


Los ejercicios de flexibilidad mejoran la movilidad de ciertos músculos que se acortan en el pádel por sobrecargas. También mejora la resistencia muscular de las piernas y brazos. Conseguimos mejor agilidad y menos lesiones.

Mejora la rotación del tronco, muy útil para la mayoría de los golpes del pádel.



Yoga:

 
El Yoga es muy útil para mantener, recuperar y aumentar la salud física, disminuir el estrés, la tensión y la ansiedad, a base de ejercicios de relajación, flexibilidad, equilibrio… Conocido es la importancia de la mente en el pádel.


 El yoga te ayudará a mantener la calma y concentración en momentos clave y a afrontar situaciones difíciles. Una correcta concentración te ayudará a elegir bien el golpe con lo que ejecutarás mejor y conseguirás mejores resultados. También te ayudará a sacar las mejores conclusiones de tu juego, tanto cuando ganes como cuando pierdas.



En definitiva, el yoga y el pilates son buenos complementos para el pádel, consiguiendo beneficios en distintos niveles, tanto físicos como psicológicos. Además, se trata de ejercicios sencillos que pueden realizarse en solitario o en grupo, en poco tiempo y casi en cualquier sitio.

Si te ha gustado este artículo también te puede interesar:


Jaime Sánchez Salado

Diplomado Universitario en Enfermería

Monitor de Pádel por la Federación Andaluza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...