martes, 17 de septiembre de 2013

Teoría del pádel


En esta ocasión vamos a tratar un tema fundamental en el pádel, en muchas ocasiones olvidado, los conceptos básicos de este deporte. El pádel, aunque se trate de un deporte fácil de practicar, es una disciplina muy técnica, ya que se dan multitud de circunstancias que así lo hacen, tales como la variedad de movimientos, rebotes, posiciones…
Podemos afirmar que las bases del pádel son la técnica, la táctica y el físico.



La técnica tiene un componente fijo, cómo debe ejecutarse el golpe o movimiento, y otro variable, las condiciones individuales de cada deportista (fuerza, resistencia, velocidad, flexibilidad…), y en ambos casos deben buscar tres elementos básicos:

-Fluidez: tanto los golpes como los movimientos deben conseguir la mayor fluidez posible, evitando movimientos bruscos, pausas en la ejecución…

-Economía: cada gesto técnico debe realizarse utilizando el menor gasto energético necesario, es decir, no usar demasiada energía para un gesto que puede realizarse de otra forma más sencilla.

-Eficacia: si comprendemos que la técnica nos ayuda a realizar mejor los gestos conseguiremos alcanzar objetivos y seremos más eficaces en nuestro juego.

Si conseguimos que los gestos técnicos se realicen de forma automática, sin pensarlo, conseguiremos que sean más fluidos, económicos y eficaces. Como ejemplo, cuando conducimos un coche no vamos pensando en qué marcha vamos a meter ahora ni cual toca después, vamos cambiando sin pensarlo; pues eso debemos conseguir con los gestos técnicos.

¿Y cuáles son los fundamentos técnicos del pádel? La empuñadura, el movimiento de los pies, la mecánica de golpeo (espera, preparación, movimiento hacia delante, impacto, acompañamiento y terminación), las paredes y los efectos.

La táctica define cómo organizar y ordenar las acciones para conseguir un objetivo, la habilidad para utilizar nuestras capacidades de la mejor forma posible.

Se divide en tres partes: percepción y análisis, toma de decisiones y solución motriz. O para entendernos de forma más sencilla, vemos y analizamos la bola que viene (velocidad, bote, paredes, dónde está el contrario, dónde estoy yo…); decidimos qué golpe vamos a hacer, dónde la tiramos, a qué velocidad… y lo hacemos. En este momento cobran importancia la memoria, el conocimiento y la experiencia.

La táctica no va siempre dirigida a ganar el partido, puede diseñarse una táctica en determinados partidos para ensayar un golpe, conseguir determinados objetivos… Por ejemplo, muchos jugadores plantean en un partido no fallar ningún resto, o pegar más cortado, o más liftado, o hacer una nevera, jugar con el viento… Hay muchas opciones.

Respecto al físico podéis encontrar en esta web montones de artículos específicos sobre los aspectos fundamentales: resistencia, fuerza, velocidad, coordinación, articulaciones, entrenamiento, lesiones, calentamiento…, por lo que no nos detendremos en este tema.


Recordad que una buena relación técnica-táctica-físico os hará conseguir un mejor nivel y con ello mejores resultados, no sólo a la hora de ganar partidos sino de cómo se han ganado, en definitiva, a ir consiguiendo objetivos.


En nuestra web tenemos gran cantidad de artículos de táctica  y de preparación física  que te harán mejorar tu juego. 
Jaime Sánchez
Monitor de pádel por la FAP
Diplomado Universitario en Enfermería

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...