lunes, 21 de octubre de 2013

Importancia de las fases sensibles en el pádel


Para formar deportistas destacados en el futuro, es necesario trabajar desde edades tempranas, esta demostrado que se necesitan entre 8 y 12 años de entrenamiento sistemático (3 horas diarias) para que un deportista con talento alcance niveles de élite. Pero no basta sólo con poseer un gran talento deportivo, si tenemos la posibilidad de trabajar con el deportista, pero no sabemos cómo sacar de él el máximo potencial, mejorar su rendimiento de la forma más efectiva posible, estamos desaprovechando un diamante en bruto.


Para aquellos que no sepan de que se trata el concepto de "fases sensibles", se tratan de períodos en el organismo donde se observa una especial sensibilidad, así como una rápida y abundante adaptación o asimilación ante ciertos estímulos de entrenamiento. En otras palabras, son momentos en el desarrollo del niño donde se dan las condiciones óptimas, para asimilar técnicas y adquirir coordinaciones, que le darán la formación de base necesaria para ser un “jugador completo” en el futuro.

Para llevar a cabo un proceso formativo lo más preciso posible, es necesario tener en cuenta la diferencia entre estos dos conceptos: edad cronológica y edad biológica. Esta última, es un concepto crucial en el entrenamiento con niños y adolescentes, ya que el grado de desarrollo sigue ritmos individuales marcados por la genética de cada uno. Por lo tanto, la edad cronológica no tiene porque corresponderse con la edad biológica. Esto se aprecia en las diferencias en el crecimiento, o en el desarrollo y en el nivel de capacidades físicas y cualidades motrices. Por tanto a la hora de planificar, es necesario tener en cuenta el estadio madurativo de cada deportista.



Para saber de forma más exacta cual es la edad biológica de una persona, se valora la maduración ósea, sexual y somática. Decir que el procedimiento más preciso se basa en la evaluación de la maduración ósea.

Dicho esto, teniendo en cuenta estos criterios, a continuación se puede ver una tabla en la que se muestran los "períodos críticos", es decir, los periodos óptimos para introducir determinadas capacidades en nuestra planificación. 



Cabe recordar que a edades tempranas, es necesario orientar nuestro trabajo a ejercicios globales y generales, buscando una formación integral, multilateral e incluso multideportiva y no específica.

Si te ha gustado este artículo también te puede interesar:

1 comentario:

  1. Un artículo muy claro y elaborado. Importante para mantener un buen redimiento durante una temporada.
    Gracias por la información.

    ResponderEliminar

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...