lunes, 28 de octubre de 2013

La PALA de pádel, ¿sabemos escoger qué pala es la idónea para nosotros?



Cuando nos encontramos frente a una gran variedad de catálogos de palas, nunca hemos pensado ¿y cuál es la idónea para mi? ¿cuál es perfecta para mi estilo de juego? ¿influye el peso o material en mi juego o temporada del año? Todas estas y más preguntas se resolverán en este artículo únicamente dirigido a explicar las características de la pala y el prototipo de jugador que debería empuñarla.

Comenzando siempre por los cimientos, empezaremos a explicar los materiales de los que están fabricadas. Como sabemos, los dos grandes materiales con las que están hechas las palas son de FOAM y goma EVA. Empezando por el primero, el FOAM se caracteriza por tener una mayor facilidad de salida de la bola, por lo tanto deberemos aplicar menos fuerza en el impacto y tiene un mejor tacto de bola. En cambio la EVA necesita mayor fuerza para la salida de la bola (con lo que jugadores técnicos no tienen ningún problema) y mayor durabilidad.


  Más hacia la superficie encontramos la FIBRA DE VIDRIO o FIBRA DE CARBONO. Esta primera está diseñada para gamas de palas media o bajas (ya que el coste es menor) pero ofrece a su vez, para jugadores/as pegadores, una gran potencia debido a que es más flexible que el carbono. Por otro lado, la FIBRA DE CARBONO es más dura y por lo tanto menos flexible por lo que refuerza los materiales de la pala y la hace más duradera.

Una vez sabido el material, lo que más nos llama la atención al ver una pala de PÁDEL es su forma, existe tres tipos de pala que se caracterizan a su vez con un estereotipo de jugador:

  • PALA REDONDA: se caracteriza por ser una pala de control y de fácil manejo, suele ser utilizada por jugadores caracterizados por ser muy buenos defendiéndose. Y otra característica es el gran punto dulce que tiene.
  • PALA LÁGRIMA: pala polivalente, es decir, tiene buen control y a la vez buena salida de bola para ataques como los remates, es la más usada hoy en día. Está diseñada para jugadores muy completos y polivalentes que tienen muy buenos golpes defensivos y ofensivos.
  • PALA DIAMANTE: Esta pala es para jugadores de gran potencia y a la vez muy buenos pegadores ya que el punto dulce es reducido. El inconveniente es que su manejabilidad es muy difícil.


 Por último, pasaremos a explicar el balance de la pala, que es la sensación que tenemos cuando es "cabezona" o ligera:
  • BALANCE ALTO: es cuando decimos que la pala es "cabezona" ya que el peso de la pala está en la parte alta y se caracteriza porque es idónea para golpes de potencia. Lo malo de esto es que si no tenemos un antebrazo duro y firme, al poco tiempo notaremos el antebrazo y la muñeca sobrecargada.
  • BALANCE BAJO: es cuando el peso está más cerca de la empuñadura, se tiene una gran manejabilidad de la pala ya que su movilidad es más ligera que el anterior balance y no se nos cargará tanto la muñeca. Normalmente es para jugadores de control.
  • BALANCE MEDIO: se encuentra entre ambas definiciones, ya que sirve para potencia sin perder manejabilidad. Diseñada para jugadores polivalentes.
 Este ha sido un breve resumen y la definición de las características más sencillas que podremos evaluar en las palas ya que existen muchísimas combinaciones de materiales como el grafito, titanio... y muchas otras variables como el grosor o la personalización de las palas, etc. que se deberían de comprobar para encontrar nuestra pala idónea. Pero con este artículo tendremos unos criterios básicos para ir encaminados hacia qué buscamos y que pala es la perfecta para nosotros.

 


Muchas gracias por su atención y espero que les haya gustado y ayudado este artículo sobre los tipos de palas.

Un saludo a tod@s l@s padeler@s.


Estudiante de CCAFyD en la UAM
Monitor de pádel en el School Padel Center
Preparador fisico de pádel
Graduado en Ciclo formativo superior TAFAD

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...