lunes, 7 de octubre de 2013

Método RICE para el tratamiento de lesiones en el pádel


En algunos artículos hemos hablado y explicado de forma breve el método RICE, como tratamiento inmediato, sin necesidad de acudir a un centro sanitario, de lesiones musculares y esqueléticas, incluidas contusiones, principalmente de miembros superiores e inferiores. En este artículo vamos a profundizar un poco más en el método, su aplicación, fundamentos y ventajas.

El método RICE es un tratamiento de primeros auxilios aconsejado en la mayoría de las lesiones músculo esqueléticas provocadas durante la práctica deportiva. Suele ser un método efectivo, pero en ningún caso debe sustituir a las indicaciones de un médico o fisioterapeuta.





Antes de explicar el RICE nos detendremos un momento en definir el término “inflamación”:  respuesta del organismo, sistema de alerta, ante agresiones del medio, que provoca una reacción innata, en cadena, de distintas sustancias que dan lugar a:


-Tumefacción: aumento del líquido intersticial y formación de edema (acumulación de líquido en la zona).

-Rubor: enrojecimiento, porque se acumula sangre en la zona y los vasos sanguíneos se dilatan.


-Calor: aumenta la temperatura de la zona inflamada por la propia vasodilatación y por el incremento de consumo local de oxígeno.


-Dolor: como consecuencia de la liberación de sustancias, como sistema de aviso, por si no te diste cuenta de que había un daño.

-Pérdida o disminución de la función de la zona, como consejo de reposo.

RICE son las siglas en inglés, fáciles d recordar, de:

-Rest: reposo

-Ice: hielo

-Compression: compresión

-Elevation: elevación







  • REPOSO:

Ante una lesión lo primero es descansar, por una parte porque el cuerpo necesita descanso para centrarse en recuperar la zona lesionada, y por otro, porque el reposo evitará una progresión de la lesión. La falta de reposo ante una lesión provocará probablemente que la curación sea más lenta, no sea completa, empeore o incluso se vuelva crónica y de difícil curación.


Por ello si sufrimos una lesión jugando al pádel debemos dejar de jugar, incluso mantener la zona en reposo el mayor tiempo posible.

Debemos aprender a saber cuándo hay que parar, puesto que no sólo hablamos de lesiones agudas; la repetición de lesiones leves puede dar lugar a una lesión de mayor importancia que se podía haber evitado con reposo y tratamiento adecuado.


  • HIELO:

El uso de hielo como tratamiento (crioterapia) es el más usado en los primeros momentos de lesiones deportivas agudas. El hielo es barato, fácil de usar y de conseguir (en la cafetería del club) y se prepara y aplica en muy poco tiempo.


 ¿Qué hace el frío?

Tiene varios efectos beneficiosos sobre la lesión y todos ellos facilitan la recuperación.


-Por una parte provoca vasoconstricción, es decir, estrecha los vasos sanguíneos de la zona, con lo que disminuye la hemorragia que probablemente se haya producido, aunque sea interna, con o sin hematoma, y con ello disminuye la inflamación y por ende acelera la recuperación.


-Por otra parte y no menos importante disminuye el dolor por distintos mecanismos (por la propia vasoconstricción, por anestesia…)

 ¿Cómo se aplica?

Usaremos una bolsa con hielo, envuelta en una toalla o gasas húmedas, nunca aplicaremos hielo directamente sobre la piel, pues podría producir quemaduras (sí, las quemaduras no las provoca sólo el calor, también el frío). Colocaremos el frío sobre la zona afectada durante unos 15 minutos. Podemos repetir 3-4 veces al día, aunque algunos estudios comienzan a recomendar que pasadas las primeras horas es mejor alternar frío y calor, por lo que como norma generalizada hablaremos de frío sólo en los primeros momentos. Para horas después deberás consultar según tu lesión específica.


 
  • COMPRESIÓN:
Quizás sea esta la medida del RICE más problemática, ya que nos aconseja utilizar un vendaje compresivo sobre la zona afectada. El problema no es que dudemos sobre el beneficio, que es claro, sino que un vendaje mal colocado podría causar otros problemas. Por ello recomendamos que busques a alguien que sepa colocar un vendaje correcto y con el material adecuado, ya que la forma de colocarlo varía según la zona afectada, musculatura, lesión…


Con el vendaje compresivo buscamos disminuir la cantidad de sangre y de líquido que se acumula en la zona afectada, una vez más para disminuir la inflamación. Obviamente este vendaje no debe comprometer el resto de la circulación sanguínea.


  • ELEVACIÓN:

Elevando el miembro lesionado conseguimos facilitar el retorno venoso, es decir, facilitar que la sangre vuelva al corazón, evitando que se acumule en la zona afectada o bajo ella. Con ello reducimos la inflamación y el dolor.



El método RICE es eficaz para lesiones de poca importancia, y si no hay una rápida mejoría hay que acudir a un especialista. Insistimos, en ningún caso debe sustituir a las indicaciones de tu médico.



Si te ha gustado este artículo también te puede interesar: 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...