jueves, 14 de noviembre de 2013

TÁCTICA APLICADA AL PÁDEL EN NIVELES DE INICIACIÓN


El deporte del pádel se puede calificar como un deporte relativamente joven, teniendo una importancia creciente en los últimos años, debido a su carácter lúdico, sencillo de practicar y abierto a cualquier edad o sexo.

De una manera sencilla, puede definirse el concepto de táctica cómo “la utilización inteligente de la técnica”. No obstante, esta definición, sin dejar de ser correcta, queda reducida únicamente a la relación de la táctica con el componente técnico, olvidando otros aspectos fundamentales cómo los factores físicos o psicológicos.


Relevancia del entrenamiento táctico en los niveles de iniciación:

El deporte de pádel forma parte de los denominados deportes abiertos, con un entorno cambiante y en los que se debe realizar una toma de decisiones constante, por lo que los aspectos vinculados con la táctica y las destrezas cognitivas serán importantes.


Por lo tanto, debido a la importancia que reciben las acciones tácticas en el pádel, es preciso su trabajo desde edades tempranas, es decir, en la fase de iniciación deportiva. El entrenamiento a estas edades se efectuará adaptando los objetivos tácticos y los ejercicios realizados en diferentes progresiones, del mismo modo que se hace necesario que el alumno posea ciertos conocimientos y experiencias técnicas previas para poder aprender los principios básicos de la táctica con mejores garantías. 

Teniendo en cuenta lo anteriormente explicado, en contraposición al criterio de algunos entrenadores, debemos integrar la táctica en los entrenamientos a través de ejercicios con situaciones reales que impliquen una toma de decisión del alumno, y no exclusivamente en los partidos o competiciones. 


Progresiones tácticas:

Cuando trabajamos la táctica en la fase de iniciación, es necesario introducir progresivamente los conceptos, realizando juegos y ejercicios. De este modo, los alumnos aprenderán tácticas básicas sin darse cuenta. Por ejemplo, si ejecutamos un ejercicio en el que organizamos una competición con los alumnos en la que le solicitamos contar quién pasa más veces la pelota por encima de la red, dentro de los límites de la pista, estamos efectuando un ejercicio en el que se incorporan características tácticas fundamentales como la consistencia o el control.

La progresión táctica básica en la etapa de iniciación es la siguiente: 
1. Control: El objetivo primordial de la enseñanza será que el alumno consiga golpear todas las pelotas por encima de la red, dentro de los límites de la pista. 
2. Dirección: El objetivo fundamental será que el alumno sea capaz de enviar la pelota a diferentes zonas de la pista, aplicando trayectorias a diferentes alturas, ángulos, profundidad, etc. 
3. Potencia: El objetivo será que el jugador controle las diferentes variantes de la velocidad de pelota: más rápida o más lenta.

Por último, para el desarrollo de esta progresión, los ejercicios que se diseñen deben efectuarse en función a los objetivos de control, dirección y potencia. De la misma manera, es fundamental no realizar ejercicios de potencia si el jugador no domina el concepto de control o dirección.

Fuente: Sánchez-Alcaraz, B. J. (2013). Táctica del padel en la etapa de iniciación. Trances, 
5(1): 109-116. 


Si te ha gustado éste artículo también te pueden interesar:




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...