miércoles, 20 de noviembre de 2013

Toca elegir: ¿Tenis o pádel?




Para cualquier niño, sus inicios deportivos pueden llegar a marcar su vida, tanto social, deportiva como laboral. Pero en cambio, los hábitos que adquieran durante su infancia los van a llevar toda la vida. La pregunta que todos los padres se hacen es: ¿Qué deporte debe hacer mi hijo?



Está claro que la actividad física es una de las mejores actividades extraescolares que pueden hacer los niños para completar su formación. Uno de los objetivos principales de estas actividades físicas son las de familiarizar a los niños con el deporte. El deporte, al margen de los beneficios coordinativos, aporta a los niños una disciplina, valores, hábitos saludables, relaciones sociales, espíritu competitivo, etc.

Por lo tanto, a la hora de escoger un deporte, no sólo es importante el deporte en sí, sino TODO EL ENVOLTORIO. Por ejemplo: el fútbol es un buen deporte a nivel coordinativo, competitivo y social pero en cambio, los valores que transmite (insultos en el estadio, tirarse al suelo quejándose si no le han tocado, las peleas...) no son muy adecuados si se compara con otros deportes.

También hay que tener en cuenta que el tenis es un deporte individual y el pádel un deporte de equipo, en cuyo caso fomenta la cooperación con un compañero y el trabajo en equipo. De todos modos hay que tener cuidado porque en las pistas se pueden ver muchos "jugadores" que solo utilizan a su compañero como excusa y esa no debe ser la idea que deban tener los niños sobre el compañero.

Por lo tanto, vayamos a comparar lo que nos interesa: ¿Tenis o pádel?



TENIS vs PÁDEL


Coordinación en pista


Tanto el tenis como el pádel tienen una base muy similar, ya que se empieza con los golpes de fondo y volea de manera muy simple, con una técnica prácticamente idéntica. Aún así, a medida que se avanza en el deporte, se empiezan a marcar las diferencias. 

En el caso del tenis, el avance suele ser el de mayor velocidad de bola, más efectos y algunas direcciones más, aunque el resto de su vida acaban haciendo los mismos golpes con ciertas variantes: derecha, revés, voleas, smash, saque, resto y poco más. Eso hace los entrenamientos de tenis muy repetitivos en cuanto a gestos técnicos.

Pero en cambio, en el pádel, hay un elemento que lo hace más complicado a medida que se va aprendiendo: las paredes.

Las paredes hacen que el niño tenga que calcular si la pelota viene con/sin pared, el ángulo, la velocidad y además si tiene que golpear de derecha o de revés una pelota que le entra por otro lado (giro). Los efectos, también se aprenden y no sólo eso, sino que casi todos los gestos técnicos se van aprendiendo a hacer con todo tipo de efectos, por lo que el abanico de golpes es mucho mayor.
Por otro lado, la diferencia de longitud de la raqueta respecto la pala hace más difícil el aprendizaje del tenis, ya que cuanto más cerca de la mano está el punto de impacto más fácil es golpear a un móvil. Por eso el golf es tan difícil, aunque la pelota esté parada.

Así que, a nivel coordinativo, podríamos decir que el pádel tiene un mayor abanico de golpes, aunque la técnica depurada es menos fundamental que en el tenis, es decir, menos exigente en edades tempranas.




Ambiente 


El ambiente que rodea ambos deportes es totalmente distinto. El pádel, al ser tan fácil pasar varias pelotas sobre la red y pasarlo bien, está lleno de personas que no tienen ningún tipo de educación deportiva. Es común ver como una persona se mete en la pista del vecino a coger una pelota que ha caído, se ponen en la puerta de la pista mirando el reloj y echando fuera al anterior usuario, se utiliza cualquier tipo de indumentaria y calzado, etc.
Todo esto es muy difícil de ver en el tenis, un deporte considerado de señores, en el que es impensable no dar las gracias cuando te pasan una pelota, o que dejarte los zapatos de tenis implica no poder jugar. 


En cuanto a la gente que hay en el club, lo bueno del pádel es que al ser 4 en la pista, dentro del club encuentras mucha gente pero pocos niños.

En cambio en el tenis hay mucho más ambiente de club, porque las escuelas de niños y  competición hacen que los mismos niños compartan entrenamientos, torneos, viajes y eventos del club. Los clubs de tenis tienen muchísimos niños.



El entorno que nos vayamos a encontrar es vital a la hora de decidir entre un deporte u otro. 

De todos modos, cada club es distinto...


Entrenador y grupo


Los entrenadores de tenis tienen más formación que los de pádel. Esto es debido a la profesionalización que tiene el propio deporte y a la cultura creada dentro del deporte, siempre relacionado con competiciones federadas y bastante bien organizado.

En el pádel podremos encontrar pocos entrenadores con formación adecuada y muchos "buenos jugadores" que dan los consejos como a ellos les parece.

Lamentablemente, tanto en el tenis como en el pádel, se puede ver con frecuencia una FALTA DE ILUSIÓN TOTAL por parte de los entrenadores.

En el tenis es debido al número de horas que pasan los entrenadores con los niños y están "quemados" y en el pádel se ha creado el mito de que "yo no doy clases a niños, esto que lo hagan los entrenadores de menor categoría"

Este pensamiento que tienen muchos entrenadores de pádel hace que los peores entrenadores se destinan a los niños y eso es lo que debemos evitar, porque al fin y al cabo, el niño va al club para hacer su clase/entrenamiento y si no se lo pasa bien y aprende, dejará el deporte.

Referente al grupo, en ambos deportes el grupo suele ser de menos de 6 niños por pista pero la gestión de los mismos depende del tipo de ejercicio que haga el entrenador. La gestión de los tiempos de espera es trabajo del entrenador y sólo con mirar desde fuera veremos si hay niños aburridos esperando su turno o niños ocupados constantemente con diferentes tareas.

A su vez, hay que intentar que el niño esté en un grupo acorde a su nivel y si hay cierta mejora, que pueda subir de nivel, para ser cada vez más exigente. 

Competición


El tenis está mucho más organizado, simplemente porque lleva más años. Dentro de una sola comunidad (como Cataluña o Madrid) se pueden encontrar casi más niños compitiendo de los que compiten en todo España en pádel. Hay muchos más y por lo tanto es más difícil.

En el tenis, todos los torneos de tenis son federados y hay un ranking nacional único del que todas las comunidades parten a la hora de realizar los torneos. 

En el pádel faltan algunas comunidades por establecer el ranking oficial y otras utilizan su propio ranking. En cuanto a las competiciones de niños, aún falta por "pulir" un sistema en el que todos los niños tengan las mismas oportunidades, ya que hay comunidades sin TYC (torneos puntuables).

Los entrenamientos de competición en el tenis tranquilamente pueden ser de 15 horas semanales + 5 de físico y los fines de semana competición. La dedicación de los padres es máxima.

En el pádel, debido a la falta de organización y hábitos, pocos jugadores entrenan más de 8 horas a la semana, aunque juegan muchos partidos amistosos. La dedicación de los padres es mucho menor que en el tenis.

Materiales y precios


El precio del material y su duración dependen casi directamente del uso que haga el niño del mismo. Los primeros años, sólo se necesitará una pala/raqueta y a medida que se vaya avanzando en el deporte se necesitarán palas/raquetas de mayor calidad y en mayor número.

En el tenis serán necesarias 2 o 3 raquetas cuando se empiece a competir y a romper cuerdas. En el pádel bastará con tener 2 palas. La duración de una raqueta de tenis puede ser de toda la vida en cambio una pala de pádel pocas veces dura más de dos años.

En cuanto al precio de las clases, son similares aunque dependen normalmente del club, profesor y número de niños del grupo. En ambos deportes, el precio de una clase individual ronda los 30-35 euros.



Un tema a parte pero también muy importante es el cambio de deporte. Si hago tenis, ¿podré pasarme al pádel? ¿y al revés?

Aún no se ha conocido ningún jugador de pádel profesional que se haya vuelto jugador de tenis profesional. En cambio al revés si que ha pasado, y varias veces. El motivo es el de siempre: el tenis lleva ya muchos años muy bien organizado y es un deporte muy avanzado. El pádel, como aquél que dice, se juega hace 2 días...

Por lo tanto, al final queda en mano de los padres elegir qué deporte debe hacer su hijo/a aunque es muy importante que el deporte elegido sea de su agrado y que las personas y entorno que llevarán a cabo su formación cumplan ciertos requisitos para que la formación de vuestro hijo sea la mejor posible.


Arnau Losada


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...