viernes, 13 de diciembre de 2013

Superar a grandes defensores en el pádel


¿Cuántas veces habéis sentido esa frustración tras perder un partido debido en gran parte a vuestros propios errores? Esta situación es muy común, normalmente se produce cuando nos enfrentamos a una pareja que es muy buena defendiendo y aunque, en muchos ocasiones, no posean grandes golpes, no fallan prácticamente nada esperando el error del rival. Puede que este tipo de jugadores sean mucho menos atractivos técnicamente, pero a la hora de la verdad lo que cuenta es quien falla menos bolas.

Es habitual que a la hora enfrentarnos a este tipo de jugadores, muchas veces sin golpes definitivos y jugando siempre desde el fondo, apreciemos en un principio un partido que podemos resolver a nuestro favor de forma clara. Pero esto no es así, en jugadores (sobre todo intermedios) que, pese a que en teoría puedan tener una mejor técnica que este tipo de rivales, a la hora de enfrentarse en la pista no logran imponer su juego, debido en parte a esa falta de experiencia y conocimientos que poseen jugadores más avanzados.


Dicho esto, vamos a ver cómo deberíamos afrontar este tipo de partidos en los que tendremos que tomar la iniciativa e imponer nuestro juego de forma clara y contundente.

En primer lugar, como ya hemos dicho este tipo de jugadores basan gran parte de su juego en los errores de sus oponentes. Por lo tanto, no trataremos de apresurarnos intentando ejecutar grandes golpes que conllevan un gran riesgo y casi seguro serán devueltos, debemos jugar tranquilos con bolas sin riesgo y tratar de coger ese ritmo de peloteo en el que nos encontremos cómodos minimizando al máximo nuestros errores, este tipo de rivales no acostumbran a llevar la iniciativa así que se sentirán muy incómodos.

En segundo lugar, cuando vayamos a jugar este tipo de partidos debemos ser muy pacientes y concienciarnos de que vamos a tener que trabajar a fondo cada punto. No debemos tener prisa por cerrar el punto, esperaremos el momento idóneo para definir y hacerlo con nuestros mejores golpes, esto nos dará un extra de confianza para afrontar el partido.


En tercer lugar, hemos dicho que este tipo de jugadores les gusta jugar en el fondo, aprovecha esto y cuando te sitúes en la red ejecuta golpes suaves para obligarlos a salir del fondo y generar espacios para poder definir. En ocasiones, te encuentras con bolas altas que podrías rematar, no dudes en hacerlo con un remate rápido tratando de sorprender.

En cuarto lugar, no debemos obsesionarnos en jugar en la red, ya que estamos frente a grandes defensores que seguramente empleen el globo muy bien y no dudarán en contraatacar si ven la posibilidad. Por lo tanto, frente a un globo que no lo vemos claro, dejaremos pasar la bola y retrocederemos al fondo empezando de nuevo el punto. En el siguiente vídeo de nuestros compañeros de PadelGood, podemos observar un largo punto donde el empleo del globo está muy presente:


Por quinto lugar, tenemos que ser inteligentes y atraer a nuestros rivales hacia la red, donde probablemente no se desenvuelvan tan bien, aprovechando nosotros para atacar.

Por último, decir que nunca debemos subestimar a este tipo de rivales basándonos en su juego poco llamativo, normalmente suelen ser los más complicados. Es muy importante afrontar cada partido basándonos en lo que mejor sabemos hacer, creando nuestra propia identidad dentro de la pista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...