lunes, 20 de enero de 2014

Conferencia NUTRICIÓN DEPORTIVA II. Ejercicio para la quema de grasas




En esta segunda parte os terminaré de hablar y presentar lo mencionado e indicaciones del Dr. Julián Álvarez en la conferencia de nutrición deportiva, la cual ayudó ha cambiar toda la idea de que los complementos vitamínicos son malos y la idea social que se tiene sobre estos.

Para empezar partiré del método con el que acabé la primera parte del artículo sobre los ejercicios que ayudan a la lipólisis, es decir a adelgazar y la quema de grasa. Estos métodos son la realización de ejercicios de fuerza antes de ejercicio aeróbicos; que estos ejercicios aeróbicos sean a un ritmo constante, es decir, que no haya acelerones e intentemos mantener un ritmo medio o medio-alto; realización
de ejercicios interválicos.

Existen muchas contradicciones en cuanto si hay que desayunar antes o después de hacer ejercicio. Lo recomendable es hacer ejercicio antes de desayunar porque éste aumenta nuestro metabolismo basal, en cambio si desayunamos, estos alimentos no se absorberán en un periodo de entre 30 y 45 minutos (tiempo aproximado en función de distintos doctores y autores) y no nos servirá como energía para el entrenamiento, solamente puede provocar vómitos durante el entrenamiento.


A partir de aquí y de estos métodos, hay que tener muy en cuenta  a las personas con sobre peso ya que como profesionales de la materia deberemos cuidar:
  • NO ejercicios de elevada carga.
  • NO ejercicios de impacto.
  • SI ejercicios posturales y de estiramientos (yoga, pilates...).
En cuanto a los deportistas si queremos aumentar el éxito deportivo y los logros debemos aumentar el rendimiento en los entrenamientos ya que éste nos debe servir para buscar una adaptación a la competición, si rendimos al máximo nivel en el entrenamiento nos ayudará a rendir a ese nivel en la competición ya que no podemos nunca entrenar a un 60% de nuestra capacidad y en un partido de pádel exigirnos un 100% ya que no estamos acostumbrados a darlo. Y sobre todo, el deportista y el practicante aficionado debe cuidar su hidratación.

Esto es un tema importantísimo debido a que no estamos acostumbrados a beber sin tener la sensación de sed algo elevada, pero esa sensación de sed, aunque sea leve, es una señal tardía de que nuestro organismo necesita hidratarse debido a que está sufriendo una deshidratación y esto puede provocarnos:

  • Fatiga.
  • Disminución del rendimiento deportivo.
  • Aparición o reiteración de lesiones.
  • Calambres.
  • Contracturas musculares.
Por lo tanto, lo ideal sería saber con qué peso se inicia la actividad, beber durante la actividad y pesarse al acabar. Si pesamos menos kg al finalizar no es que hayamos perdido grasa, sino que hemos perdido líquido corporal y lo idóneo seria beber líquido hasta recuperar el peso con el que hemos empezado.

Para saber qué debemos tomarnos, se basa en función del ejercicio que hagamos. Cuando hacemos ejercicios donde predomina el dolor muscular como puede ser pesas, deberemos tomar durante el ejercicio bebidas isotónicas (si es posible mezclar con antioxidantes) y donde haya una bebida con alto valor proteico para el uso después del entrenamiento; en cambio si hay predominancia de ejercicio o deportes de resistencia, los cuales se caracterizan por ser ejercicios que al acabar notamos debilidad muscular, lo ideal seria tomar durante una bebida isotónica que permita recuperar los electrolitos, pero al finalizar el entrenamiento deberíamos tomar una bebida rica en carbo-proteínas.


Estas bebidas deben de cumplir unos requisitos fundamentales:

  1. A ejercicio más intenso, más proteína en la bebida para ayudar a la recuperación muscular.
  2. Si realizamos ejercicio aeróbico largo, necesitaremos más carbohidratos con fruta.
  3. Que sea digerible (suero o soja) y que además tenga un sabor agradable.
  4. En cuanto a los suplementos o complementos vitamínicos para tomarnos debe existir en nuestra dieta:
    • Antioxidantes.
    • Batidos de recuperación.
    • Bebidas isotónicas.
    • Barritas energéticas y/o con proteinas.
    • Beber agua con sales (sodio, potasio, cloro, calcio y magnesio.
  5. Vitaminas (sobretodo grupo B y C).  




 Espero que les haya gustado este artículo y vayan mejorando su calidad de entrenamientos y hábitos de hidratación ya que una buena hidratación ayudará a mejorar nuestro rendimiento y recuperación.

Si te ha gustado este artículo también te puede interesar: 

Estudiante de CCAFyD en la UAM
Monitor de pádel en el School Padel Center
Preparador fisico de pádel
Graduado en Ciclo formativo superior TAFAD

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...