lunes, 17 de febrero de 2014

LA HIDRATACIÓN EN JUGADORES DE PADEL



El agua es el nutriente del que depende más nuestra supervivencia. Sin comida los humanos pueden vivir meses, pero sin agua en unos días muerenComo deportista siempre tienes que estar correctamente hidratado, es el aspecto más importante de nuestra nutrición y a veces el más descuidado.

Por increíble que parezca, algún jugador profesional de pádel ha perdido algún partido importante por no llevar a cabo una adecuada pauta de hidratación.  Algunos de los descalabros más sonados se han debido a que el jugador profesional de pádel ve poco a poco reducida su capacidad de juego por falta de hidratación.


Si quieres estar un paso por encima de tu rival, deberás jugar a tu máximo rendimiento y jugar el último juego con la misma intensidad que el primero. Si no has tenido la precaución en algún partido de mantener una correcta hidratación, habrás notado que los músculos no te responden igual. Voy a intentar darte la explicación.

Casi todas las reacciones que ocurren en las células del cuerpo necesitan un medio equilibrado en agua y electrolitos (sodio, potasio…), y que exista ésta situación de equilibrio es fundamental durante el ejercicio por diferentes motivos:

Las comunicaciones entre los músculos y los nervios dependen de un adecuado flujo de corriente eléctrica entre sus diferentes células, y este flujo depende del equilibrio en la concentración de los electrolitos. Las variaciones de concentración dentro y fuera de la célula son consecuencia de la trasmisión nerviosa, y así se produce una correcta contracción muscular. Si no se tiene el líquido adecuado, no hay transmisión y nuestros músculos, parecen otros, no son los del principio.



Durante el ejercicio también aumenta el gasto cardiaco para llevar más oxígeno al músculo y eliminar el CO2, y este gasto cardiaco depende de la correcta presión arterial que exista en los vasos sanguíneos, que a su vez depende del volumen sanguíneo, directamente relacionado con la cantidad de agua del cuerpo. Menos líquido, menos rapidez en oxigenar los músculos, y por tanto menos rendimiento de éstos.

Cuando practicamos ejercicio, al contraerse los músculos se produce calor,  y si no existiera un sistema eficaz de refrigeración, la temperatura corporal aumentaría rápidamente y se acabaría en una hipertermia y con la muerte. Las propiedades físicas del agua, la conductividad y la evaporación son las que ayudan a eliminar el calor corporal y a controlar la temperatura del cuerpo.

En resumen, los deportistas podrán mantener un rendimiento físico de alto nivel aumentando el consumo de líquido para conseguir la misma intensidad del ejercicio.
Hay que beber siempre, aunque no se tenga sed.

Espero haberos convencido de la importancia que tiene lahidratación, si quieres ganar a ese contrario que acaba enchufado, mientras tú pides la hora, y siempre le ganas el primer set.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...