miércoles, 19 de marzo de 2014

ANÁLISIS TÉCNICO-TÁCTICO DE LA VOLEA DE DERECHA EN PADEL

  

 Como todos sabemos el pádel es un deporte en el que predomina el juego en la red. Es vital tener un buen juego aéreo si queremos dominar nuestros partidos y conseguir aumentar nuestro porcentaje de puntos ganadores. En el pádel moderno no perder la red se ha convertido en una necesidad de cara a doblegar a nuestros adversarios, pues bien, en este artículo os vamos a dar las claves para dominarla. ¿Preparados?
  
 En la red tenemos diferentes golpes que nos permiten mantener al rival en su zona defensiva cuando nosotros estamos atacando. Los golpes principales son: Volea, Bandeja y Remate o Smash. Hoy vamos a centrarnos en la volea de derecha como golpe fundamental en la red.

   ANÁLISIS TÉCNICO-TÁCTICO DE LA VOLEA DE DERECHA
   
   Lo primero es analizar el golpe de la volea de derecha. Para ello os presento un vídeo donde intento mostrar las principales características de este golpe y cómo ejecutarlo correctamente. 





   Vamos a dividir nuestro estudio en diferentes puntos para poder efectuar un análisis lo más completo posible:

   Colocación en pista: Como podemos apreciar en el vídeo la colocación en la red es fundamental para efectuar correctamente nuestros golpes. No podemos estar demasiado pegados a la red puesto que nos quedamos sin margen para armar nuestro golpe y además nos superarán muy fácilmente por arriba. Igualmente no podemos estar en mitad de pista ya que nos quedamos sin posibilidad de atacar ni de defender.



   Trabajo de pies: Una vez bien colocados en la pista es muy importante estar sobre la puntas de los pies, ya que esto nos permitirá cambiar de dirección e iniciar el gesto mucho de manera mucho más fácil. El cruzar nuestro pie izquierdo por delante nos da estabilidad, control y sobre todo nos permite potencia. Actitud pro-activa, el momento que coinciden la pisada en el suelo con el impacto de la bola  nuestro golpe va con mucha mayor fuerza y precisión. Estaremos en disposición de colocar la bola donde queramos y al pasar el peso de nuestro cuerpo hacia delante la potencia de nuestro golpe aumentará considerablemente.



   Giro de hombros: El giro de hombros hacia el lado donde vamos a ejecutar nuestra volea es fundamental. Mediante este giro conseguimos presentar la cara la de la pala a nuestro rival y a partir de ahí iniciar la inercia de nuestro golpe hasta impactar la bola. En ocasiones en las que nos veamos muy forzados podremos prescindir del cruce del pie izquierdo, pero nunca del giro de hombros.





   Posición y recorrido de los brazos: Al contrario que en los golpes de fondo en la red nuestros golpes van a ser cortos y rápidos. Estamos a una distancia muy corta de nuestro adversario por lo que no tenemos tiempo de efectuar un armado grande. Realizar un armado muy amplio aumentará exponencialmente nuestras posibilidades de impactar tarde nuestro golpeo y por consiguiente fallarlo.



   Punto de impacto: Es el momento en el "tocamos" la bola. El punto de impacto debemos efectuarlo siempre por delante de nuestro pie más adelantado, en este caso de nuestro pie izquierdo. Una vez impactada nuestra bola la terminación es igualmente corta y volveremos a una posición de espera en la volea.



     La volea de derecha puede ser un golpe de ataque o defensa, todo dependerá de nuestra situación en la red y de la bola que nos devuelve el contrario. Tan importante es tener una buena técnica de golpeo como elegir correctamente en qué momento jugamos una bola ofensiva o defensiva.

   Volea de derecha de atanque: Es un golpe que jugamos pegados a la red, habitualmente viene de un buen golpe nuestro que hace que la devolución del contrario sea lenta. Si la bola nos viene lenta y a la altura del pecho es el momento perfecto para jugar una bola agresiva. A ese tipo de bola podemos darle velocidad y arriesgar un poco más ya que se convierte en un golpe definitivo para terminar el punto.

   Volea de derecha de defensa: En muchas ocasiones nos vemos obligados a jugar una bola en mitad de pista al pillarnos subiendo a la red. Todos los golpes de volea en mitad de pista son defensivos, ya que no tenemos margen y altura suficiente para poder atacar. En este momento nuestro objetivo será jugar una volea que en la medida de lo posible sea profunda para seguir nuestra subida a la red. Igualmente podemos estar en la red bien situados y que el contrario nos sorprenda con un golpe fuerte y de ataque a nuestra volea, es ahí cuando no podemos atacar ya que una bola rápida nunca la devolvemos más rápida aún. Efectuaremos una volea de bloqueo haciendo mucha fuerza en la muñeca para que no nos la doble y esperaremos otra oportunidad para atacar.

   Volea por debajo de la red: Hay ocasiones en las que el contrario nos juega una bola "picada", una bola con mucho efecto liftado que nada más pasar la red cae al suelo. Es ahí donde jugamos una volea por debajo de la altura de la red. En este momento siempre jugaremos una bola defensiva y el principal consejo es mantener nuestra espalda y pala alta, son nuestras rodillas las que flexionan para buscar la bola abajo y al extenderlas conseguiremos que nuestra bola no suba excesivamente. Si bajamos nuestra pala y golpeamos de abajo-arriba lo más normal es que nuestra bola acabe impactando directamente en el cristal.

   A continuación os dejo un vídeo donde podemos apreciar como mediante la volea podemos dominar la red y como consecuencia nuestro juego se vuelve dominante.

 

   Llegados a este punto creo que hemos efectuado un análisis pormenorizado de la volea de derecha, así que espero que toméis nota de cada punto y que por supuesto lo llevéis a la práctica. Un buen monitor os podrá ayudar en vuestra tarea de corregir pequeños errores en un golpe tan fundamental para nuestro juego.

 

Buen padel para todos, 
Antonio Portillo
@personalporty
@batpadel



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...