martes, 11 de marzo de 2014

El poder de la visualización en el pádel



¿De qué se trata?

Todos conocemos la importancia del factor psicológico en deportes como el pádel, muchas veces esto es lo que va a marcar la diferencia entre dos jugadores del mismo nivel. De poco vale poseer un gran nivel físico o técnico, si a esto no le acompaña una buena capacidad mental para poder afrontar la competición.

En esta entrada vamos a hablar sobre un aspecto psicológico esencial: la visualización. Ésta debe formar parte del trabajo mental de cualquier deportista, y aún más si cabe en el jugador de pádel. Podemos decir que la visualización se basa en la capacidad de anticipar lo que podrá suceder en un futuro e imaginar los distintos escenarios para estar preparados de cara a afrontar una determinada situación deportiva. Se trata de una fantástica herramienta que nos permitirá explorar experiencias del pasado, presente y futuro con el objetivo de mejorar nuestro juego.

A parte de esto, desde el punto de vista técnico, en relación con la automatización de los golpes esta técnica es muy importante, también conocida como “práctica imaginada” o “entrenamiento ideomotor”. Por lo tanto, consiste en imaginarse a uno mismo realizando una acción de un entrenamiento o un partido. Se trata de practicar mentalmente la técnica de los golpes, situaciones concretas de un partido, tácticas, momentos clave...

Decir que la técnica de la visualización también va a repercutir positivamente sobre otros aspectos psicológicos como el nivel de concentración durante un partido. A nivel general, una buena capacidad de visualización va a reflejarse en nuestras acciones (mayor seguridad en los golpes), pensamientos (claridad), sentimientos (confianza) y sensaciones corporales (relajación).


Puesta en práctica

Esta técnica debe ser empleada como preparación antes, durante y después de nuestros partidos y entrenamientos. Debemos ser capaces de imaginar situaciones lo más realistas posible, en ellas incluiremos sentimientos positivos: confianza, control de la atención y un estado mental de equilibrio.

 Además de esto, visualizaremos aspectos tácticos que utilizaremos en el partido. Nos imaginaremos jugando a nuestro mejor nivel y ganando cada punto, trataremos de evitar las imágenes negativas.
Dicho esto, vamos a explicar qué debemos hacer para poner en práctica todo esto y sacarle el mayor partido a esta herramienta clave. 

Pongamos como ejemplo que dentro de unas semanas tengamos un partido de competición. Pues bien, cada noche vamos a dedicar nueve minutos a visualizar este encuentro. Vamos a dividir la visualización en tres partes; una primera parte la utilizaremos para visualizar la llegada a la pista y el calentamiento. A continuación, nos imaginaremos el desarrollo del juego visualizando todo lo que pondremos en práctica en un futuro. Finalmente, nos veremos a nosotros mismos tras ganar el partido. 

Es muy importante enfatizar en la visualización de todos los aspectos positivos. Si llevamos esto a la práctica, en el momento de afrontar el partido nos encontraremos por delante de nuestros rivales. Para finalizar, os dejo con un vídeo muy interesante de Joseph Correa en el que habla sobre este aspecto:



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...