viernes, 7 de marzo de 2014

El saque en el PÁDEL: cortado, liftado y plano


En este artículo aprenderemos las formas básicas del saque, los efectos posibles, desde dónde es mejor sacar y hacia dónde es más efectivo e, incluso, la importancia que tiene para el desarrollo del juego el saber variar la dirección del saque.


El golpe al que llamamos SAQUE no es más que una derecha o, en algunas ocasiones, un revés que no podemos golpear nunca por encima de la cintura por reglamento del mismo deporte. Es muy importante para el juego porque es el golpe con el que se empieza el punto y puede condicionar lo que pase en él, aunque hoy en día, a un alto nivel, no se utiliza para fin sino para medio; es decir, no se busca un saque muy rápido con el que definir el punto, sino un golpe a media velocidad que nos permita tener tiempo para subir a la red y cubrirla junto a nuestro compañero de la mejor manera posible, dejándonos el punto encaminado.



Cómo sacar cortado y para qué sirve

El efecto cortado es el que se crea cuando golpeamos a la bola "rozándola" desde arriba hacia abajo llevando la cara de la pala ligeramente mirando hacia arriba, teniendo en cuenta que el golpe ha de requerir acompañamiento hacia delante para que no se quede en la red. Cuando la bola pasa al campo contrario y bota se frena y coge ligeramente menos altura. Este tipo de saque es el más utilizado en la actualidad y sirve para que la bola al tocar la pared baje más rápido hacia el suelo, siendo así más difícil para el restador.




Cómo sacar liftado y para qué se utiliza 

El efecto liftado es el que creamos cuando golpeamos a la bola "rozándola" desde abajo hacia arriba llevando la cara de la pala ligeramente mirando hacia abajo, al contrario que el cortado. Cuando la bola pasa al campo contrario cae más rápido, casi en picado, y cuando bota se acelera y coge ligeramente más altura. Sin embargo, no es un tipo de saque que se utilice mucho pero nos puede ayudar para sorprender al rival ya que si la bola toca la pared se acelerará y saldrá más rápida y más alta que de costumbre.

Cómo sacar plano y para qué se usa

Este tipo de saque es el único en el que el efecto es inexistente, es decir, no se golpea ni desde arriba hacia abajo ni desde abajo hacia arriba, sólo acompañamos el golpe desde detrás hacia delante y con la pala totalmente recta mirando hacia delante. Este estilo de saque lo suelen utilizar los jugadores cuando empiezan a jugar al pádel debido a que es el más básico y el más fácil de ejecutar.



Desde dónde es mejor sacar y hacia dónde resulta más efectivo

Dejando de lado el efecto con el que podemos sacar, en general, hay tres direcciones hacia donde dirigir el saque: el saque a la "T", es decir, al medio, el saque al cuerpo del restador y el saque a la pared lateral. En principio, el que más se utiliza es el saque a la pared lateral con efecto cortado porque realmente es el más difícil de restar, pero también porque nos da más tiempo para subir a cubrir la red con nuestro compañero por tener que rebotar en la pared. Esto quiere decir que los demás saques, al cuerpo y a la "T" se utilizan más para variar.

También,  el mejor sitio desde donde sacar sería el más próximo al medio, es decir, a la "T", en vez de más próximo a la pared, como a veces se cree. Esto tiene una fácil explicación y es que, casi siempre, el que saca luego cubre el medio y si sacamos desde la pared recorreríamos la diagonal del cuadro de saque para cubrir el medio en la red; en cambio, si sacásemos desde el medio recorreríamos el lado del cuadro de saque que es menos distancia y por ello nos permitiría llegar antes a cubrir la red.


Por último, quiero recalcar unas pautas muy importantes que se localizan dentro del ámbito del saque, además de las ya explicadas anteriormente: 

La primera es que hay que SABER VARIAR el saque, no nos sirve de nada tener un muy buen saque a la pared lateral si luego no sé sacar ni al cuerpo ni a la "T". La razón de esto es que al rival, desde que empieza el partido hasta que termina, se le va entrenando poco a poco y si siempre dirigimos nuestro saque a la misma zona, aunque al principio no lo sepa devolver, seguramente que acabe el partido restando bien. Por eso es tan importante variar el saque a tiempo.

La segunda es recordar que el saque es un golpe más como cualquier otro, por lo que también se puede y SE DEBE ENTRENAR Y CALENTAR. Hoy en día, en mi experiencia, en las clases de pádel de nivel medio o medio-bajo no se suele entrenar el saque, al menos la mayoría de los días y los que no van a clases cuando juegan partidos no lo calientan siquiera, como si no fuese importante.  En cambio, en el tenis sea el nivel que sea se hace MÍNIMO un cesto de saque diario. Como muestra de lo que digo os recomiendo ver el siguiente vídeo donde apreciaréis lo que hace y cómo lo hace uno de los mejores jugadores de pádel de la historia, Juan Martín Díaz.


Si os ha gustado este artículo, quizás os interese leer:
- Manual de pádel para el jugador de tenis
- Bebidas isotónicas, ¿ayudan al rendimiento?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...