lunes, 10 de marzo de 2014

MODIFICACIÓN DE CONDUCTA APLICADA A LA ESCUELA DE PÁDEL (1ª Parte)


Esta nueva entrega  irá destinada sobre todo a profesores y profesoras que tienen a su cargo en la escuela tanto de PÁDEL como de tenis a niños y niñas cuyas conductas no son las más adecuadas para la relación en el grupo de clase. Expondré desde "trucos" para identificar una conducta, las causas e intervenciones para saber actuar sobre conductas problemáticas.

Además la ventaja de este artículo que, tanto los lectores como las lectoras, puedan extrapolar a la vida diaria con sus hijos estos consejos para mejorar la convivencia familiar.
Antes de entrar en el meollo del tema, debemos de tener claro ciertos conceptos básicos que llevaremos a cabo en el proceso de modificación de conducta:
  • Refuerzo: causa que aumenta la probabilidad de que se repita o que suceda una conducta.
  • Castigo: causa que produce la disminución de la aparición de una conducta.
  • Positivo: algo que se da a la persona (puede ser tanto positivo como negativo).
  • Negativo: Se elimina algo (puede ser tanto positivo como negativo).
 No debemos asociar siempre que un refuerzo es positivo y un castigo negativo. Existen refuerzos negativos, es cuando se suprime algo a una persona que no le gusta, o castigos positivos, cuando se le da algo o se le dice que haga algo a esa persona persona y que no le gusta (EJEMPLO: típico caso que cuando un alumno/a molesta a los demás se le ordena ponerse a correr).


Por lo tanto una conducta es una acción que dice o hace una persona y que es mensurable y explícita, por ejemplo golpear, morder, bailar, saltar, etc. y las cuales pueden ser positivas o negativas. En este caso me centraré en las conductas problemáticas que son las que deseamos cambiar o eliminar, y se consideran problemáticas cuando son peligrosas, destructivas y molestas.

Estas conductas puedes ser contínuas a causas como que se las presta más atención de lo debido o necesario en vez de ser ignoradas o incluso se las recompensa con el fin de que cesen. Es el típico ejemplo de que el niño/a no para de gritar hasta tal punto de que llega a ser molesto y el padre o la madre le da el juguete o la videoconsola con el fin de que pare, con esto estamos provocando lo contrario a lo que queremos, en verdad estamos reforzando la conducta de chillar y hacer el máximo ruido posible con el fin de conseguir el objetivo que el pequeño/a desea.

Otra de las causas de que las conductas problemáticas continúen es debido a que le sirve como evasión, es decir, evitar la acción por la que está siendo sometido. Por ejemplo el caso de un alumno/a que en clase de pádel se pone a tirar bolas hacia cualquier lado mientras se está realizando el ejercicio con el fin de que sea expulsado de la clase porque no quiere continuaren ella.


Más causas que conllevan a que las conductas problemáticas continúen es por una inadecuada comunicación entre profesional y alumno. Esto puede sucederse a que no se explican con claridad unas normas iniciales en el que queden claras las pautas de actuación en el grupo o incluso que no se tenga la habilidad suficiente por parte del profesional para explicar con claridad y saber intervenir de forma tranquila y autoritaria ante una situación problemática.

Y por último, la causa que también puede provocar la conducta problemática es por auto-gratificación que siente el individuo al tener esta conducta.

Para saber cómo identificar una conducta debemos tener en cuenta el antecedente , situación o circunstancia que ocurrió inmediatamente antes de que se diera el comportamiento problemático; que el comportamiento sea claro y evidente, es decir, que se pueda observar en plena acción y además sea medible y explícito; una consecuencia de esa conducta inmediatamente después del comportamiento problemático.

Sobre todo debemos saber y tener claro que somos personas y que esa conducta puede venir dada por un antecedente que puede afectar al comportamiento que pueden ser de salud (gripe, dolor de cabeza, etc.), por la iluminación, el exceso de ruido etc.



En la próxima entrega me centraré en las INTERVENCIONES PARA CONDUCTAS PROBLEMÁTICAS, es decir, 6 pasos claros para provocar el cambio y modificación de conductas.

Espero que les haya gustado esta primera parte,un saludo a todo@s padeler@s!!

Estudiante de CCAFyD en la UAM
Monitor de pádel en Imperial Pádel Toledo
Preparador fisico de pádel
Graduado en Ciclo formativo superior TAFAD



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...