lunes, 17 de marzo de 2014

MODIFICACIÓN DE CONDUCTA APLICADA A LA ESCUELA DE PÁDEL (2ª Parte)


¡Lo prometido es deuda!  En esta entrega me centraré en las intervenciones que deberemos realizar para extinguir malas conductas y re-dirigirlas.

Estas intervenciones están compuestas por seis pautas o directrices las cuales deberemos ir cumpliendo de forma progresiva y sobre todo con paciencia ya que estos problemas no se "arreglan" rápidamente y requiere de tiempo, dedicación, persistencia y esfuerzo por parte de la persona que lleve a cabo estas intervenciones.
Empezamos por la primera intervención que supone o consiste en interrumpir y re-dirigir la conducta obserada e indeseable. En primer lugar consiste en averiguar y tener claro que conducta deseamos interrumpir, dirijir al niño o niña hacia el comportamiento que deseamos mediante ejemplos o guiándoles dándoles directrices de lo que nos gustaría que hicieran y reforzar a continuación el comportamiento deseado.


La segunda intervención consiste en la extinción. Esto lo conseguiremos ignorando los comportamientos que no deseamos con el fin de no prestar atención al niño/a cuando manifiesta la conducta indeseable y sobre todo NO recompensar esta conducta. La mayoría de las veces cuando damos algo al niño con el pensamiento de que así cesará de molestar, lo que realmente hacemos es dar algo que le gusta y él asociará que si sigue comportándose de esa manera le darán lo que quiere.

Por lo tanto usaremos la extinción para borrar conductas que están reflejadas por la atención de los demás o a que debido a esta consigue premios que esta buscando el pequeño. Asi que deberemos no hablar con el pequeño y si estamos realizando o interactuando con él y aparece esa conducta problemática, deberemos no hablar de esa conducta mala y salir de esa interacción con él, tener en cuenta que para que mejore la conducta, anteriormente empeorará y todos los individuos que estén en relación con el pequeño, deberán actuar de la misma manera.

En tercer lugar tenemos la cancelación de privilegios, la cual está relacionado con la actitud o comportamiento del niño o niña y debe ser cancelado justamente después de la aparición del comportamiento no deseable. Por lo tanto, deberemos retirar o no dar el objeto que él considera premio como puede ser un juguete, o por ejemplo en clase de pádel jugar el partido final.


Como cuarta modificación encontramos el aprendizaje y refuerzo de conductas alternativas para llamar la atención, como por ejemplo lo que nos enseñaban en la escuela de levantar la mano para pedir el turno de la palabra, también para pedir un objeto o solicitar realizar un juego en clase de pádel, etc. Deberemos enseñar modos de conductas para evadirse como para tomarse un descanso, es decir, la mejor manera de pedirlo; y por último conductas que generen bienestar propio como que puedan realizar acciones independientemente, típico caso de que en clase les gusta jugar ellos solos dando toques con la pared, etc.

En cuanto a la quinta modificación encontramos los modos de incrementar la comunicación, la cual todos sabemos que puede ser tanto visuales y auditivas. Estas nos serviran para entrenar o practicar esta habilidad a través del "role playing", es decir, una estrategia que consiste en asumir un papel determinado con el fin de generar reflexión y proporcionar un refuerzo a la autonomía del niño.

Típico juego en este caso en una clase de pádel es el JUEGO DEL PROFE, el cual consiste en 4 jugadores y uno que saca bolas del carro, el "profe" o alumno que saca las bolas del carro pasará las bolas a cualquiera de los cuatro jugadores, cuando cualquiera de los cuatro jugadores cometa dos fallos pasará a ser profe y ademas es él que decidirá en aspectos del juego como en bolas dudosas y los compañeros deberán asumir esa decisión.


Las conductas problemáticas suelen suceder o aumentan su probabilidad de que sucedan cuando los roles están poco definidos, no existen unas normas bien definidas (aconsejable que entre todo el grupo docente-alumnado las propongan), las demandas personales no están bien definidas, las tareas son demasiado difíciles para cujmplirlas o al revés, demasiado fáciles e incluso momentos de cambios en la vida del individuo, por ejemplo de clase, separación de sus padres, etc.

Y por último la sexta modificación viene a hablar de los cambios que se producen en el medio ambiente del individuo las cuales pueden provocar conductas problemáticas por lo tanto deberemos designar áreas específicas para realizar actividades específicas las cuales con el mayor nivel de organización ayudará a que los pequeños se adapten rápidamente al entorno y serán de fácil entendimiento si se usan señales visuales para indicar las áreas.

Deberemos tener una estrategia personal para dar instrucciones cuando vayamos a realizar una actividad tanto en pista como fuera de ella y es que deben de ser muy cortas y específicas, asegurarse de que el niño o niña le presta atención, si observamos que no obedece, deberemos guiarlo físicamente hasta el puesto que deseamos y a partir de ahí darle instrucciones realistas e importantes siempre que sea necesario y que pueda escoger.

ESPERO QUE LES HAYA GUSTA Y LES SIRVA EN SU VIDA DIARIA Y EN SUS CLASES!!

Un saludo a tod@s padeler@s.

Estudiante de CCAFyD en la UAM
Monitor de pádel en Imperial Pádel Toledo
Preparador fisico de pádel
Graduado en Ciclo formativo superior TAFAD

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...