viernes, 18 de abril de 2014

Aprender a jugar con el error del rival en el pádel.


En el pádel, los puntos logrados valen todos lo mismo, da igual que ganemos un punto por medio de un golpe o movimiento espectacular, o bien tras un error de nuestro rival, debemos tener claro que el punto va a tener el mismo valor en cualquier caso. Muchos jugadores se dejan llevar e intentan jugar de forma muy vistosa intentando ejecutar golpes imposibles, esto está muy bien, pero si nuestro principal objetivo es ganar, debemos dejar de lado esto.  

Si queremos obtener buenos resultados en el pádel, debemos tener muy en cuenta los aspectos estratégicos y tácticos que nos ayudarán a lograr nuestro objetivo. Poco importa que nos empeñemos en conseguir una técnica perfecta si no sabemos cómo utilizar estos a la hora de competir. Queda claro que el componente táctico es clave en este deporte.

Cuando hablamos de táctica en el pádel, un aspecto clave aquí es aprender a jugar con el error del rival. Debemos pensar en arriesgar lo menos posible tratando que nuestro rival falle, por lo tanto ser capaces de identificar las debilidades de nuestros rivales es algo fundamental.

Pues bien, cuando jugamos un partido debemos empezar a analizar a nuestros oponentes incluso antes de entrar en la pista. En un primer momento, lo ideal sería ver jugar a nuestros oponentes en algún partido anterior, de no ser posible, podemos hablar con alguien que los conozca o haya jugado contra ellos. Una vez nos encontramos con nuestros rivales, debemos observar cual es su estado de ánimo, si se encuentran relajados, nerviosos, malhumorados…


En el momento en que empezamos a pelotear, analizaremos cada uno de sus golpes, evaluando su nivel técnico y si ha cometido varios errores seguidos realizando un mismo golpe o en una determinada situación. Una vez terminado el calentamiento, deberemos poner en común toda esta información con nuestro compañero y viceversa.

Durante el partido, debemos fijarnos en las características de su saque y ver cómo evolucionan sus debilidades a lo largo del partido. Además, existe la posibilidad de que aparezcan otras debido a la presencia de fatiga física y mental.

Por último, decir que la ubicación de nuestro rival en la pista nos dará mucha información acerca de sus puntos débiles. Por ejemplo, si es un jugador con un revés defectuoso, este tratará de esconderlo situándose cerca de la pared lateral con el objetivo de cubrirlo. Nuestro objetivo será enviar una bola lejos de su ubicación con la intención de desplazarlo, y una vez que deja desprotegido su peor golpe, atacar sobre este.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...