viernes, 4 de abril de 2014

La importancia de la lateralidad en el PÁDEL


En este artículo aprenderemos la importancia que puede tener la lateralidad en el deporte e incorporaremos nuevos términos a nuestro vocabulario... ¿Qué significa cuando se dice que alguien es cruzado de lateralidad? ¿Y homogéneo? ¿Qué ventajas tiene cada uno?

¿Qué es lateralidad?

La lateralidad es el predominio funcional de un lado del cuerpo humano sobre el otro. También, puede definirse generalmente como el conjunto de predominancias de una u otra de las diferentes partes simétricas del cuerpo.

¿Por qué es importante saber la lateralidad de un alumno?

Saber la predominancia de las partes del cuerpo de nuestros alumnos puede ser importante porque nos da pistas sobre cómo trabajar con ellos, es decir, qué aspectos intentar mejorar, de qué forma o, incluso, cómo tratarlos, ya que entre el 80% y 85% de los casos la lateralidad está ligada con aspectos del carácter de la persona.


¿Qué es lateralidad cruzada y homogenéa?

Se dice que alguien tiene una lateralidad cruzada cuando tiene la predominancia del ojo director en un lado del cuerpo humano y la predominancia de la mano en el otro, es decir, ojo director izquierdo y mano predominante con la que golpea derecha (Roger Federer) u ojo director derecho y mano predominante izquierda (Rafael Nadal).

Decimos que alguien tiene una lateralidad homogénea cuando tiene la predominancia del ojo director en el mismo lado que la predominancia de la mano, es decir, ojo director derecho y mano predominante derecha (Mauresmo) u ojo director izquierdo y mano predominante izquierda (Verdasco). 

Hemisferio derecho y hemisferio izquierdo 

Como bien define la imagen principal de este artículo, por distintas situaciones de nuestro cerebro tenemos repartidas varias capacidades, lo que nos lleva a diferenciar el cerebro en dos hemisferios: el derecho y el izquierdo. Como bien sabemos, trabajamos el hemisferio izquierdo cuando realizamos cualquier acción motora con la mano o pierna derecha, entre otras; en cambio, cada vez que utilizamos la mano izquierda estamos trabajando el hemisferio derecho, esto es así para personas homogéneas. Cuatro probables buenos ejemplos:

Zurdo Cruzado
Diestro Homogéneo
Diestro cruzado
Zurdo Homogéneo



Pues bien, resulta que el hemisferio izquierdo está relacionado directamente con aspectos más lineales y estructurados, es decir, está ligado con el carácter de personas cuadriculadas, siempre puntuales, a las que le gusta tener todo atado, etc. Sin embargo, el hemisferio derecho está más unido a un carácter más despreocupado, más creativo y al que seguramente no le afecte la presión. Juzguen ustedes los cuatro ejemplos anteriores.




Ejemplo de personalidad: Rafael Nadal VS Roger Federer

Son muy distintos, los dos son de lateralidad cruzada pero Rafael Nadal utiliza su hemisferio izquierdo por lo que es muy controlador y rutinario, coloca sus botellas y toalla con gran implicación y le gusta mucho la rutina; al contrario de Roger Federer que es más descontrolado y creativo, de hecho, algunos entrenadores han afirmado que cuando era joven se hacía muy difícil trabajar con él. 

Hemisferio izquierdo
Hemisferio derecho
Estos comportamientos se pueden educar pero con estrés vuelven a ser ellos mismos. Un buen de ejemplo de esto es el gran jugador de fútbol Zidanne, que casi siempre ha tenido un comportamiento intachable en el campo, pero cuando se le provoca estrés al límite el resultado que obtenemos es el cabezazo a Materazzi al final de su carrera.

Conclusiones

En el tenis está muy investigado y se cree que los mejores jugadores son cruzados de lateralidad, ya que golpean muy delante a la bola y tienen mucho control de la misma, sobre todo en la derecha; se dice que lo mejor para triunfar es ser zurdo cruzado, pero esto no quiere decir que los jugadores que tengan otro tipo de lateralidad no vayan a llegar a nada; por ello, los jugadores de lateralidad cruzada están muy valorados.

Pero por ejemplo, están los casos de Rafael Nadal y Carlos Moyá. Nadal era diestro homogéneo y cuando era joven le cambiaron la raqueta de mano y lo convirtieron así en zurdo cruzado; en cambio, Carlos Moyá era zurdo homogéneo y le hicieron jugar con la mano derecha para hacerle así diestro cruzado y, en ambos casos, parece que dio buen resultado.



En el pádel, al ser un deporte mucho más nuevo aún se está por estimar qué sería mejor, por lo que podríamos hacer una valoración de lo aprendido en este artículo y sacar nuestras propias conclusiones:

- Un cruzado hemos dicho que es más "artístico", aguanta muy bien la presión pero es más difícil de tratar. Inventan mucho pero carecen de estabilidad.
- Un homogéneo es más estable, más regular y es más fácil de tratar, pero no se sale nunca del guión y se puede ver abatido por la presión.



- En el pádel está de moda que las parejas sean compuestas por zurdo-diestro para así cubrir el medio de mejor forma. Si tenemos en cuenta todo lo anterior, lo ideal sería que uno de los dos fuese homogéneo para dar estabilidad y regularidad en la pareja  y el otro fuese cruzado para ser más determinante y marcar la diferencia, da igual cual sea cual.

- Si la pareja está compuesta por diestro-diestro preferiríamos estabilidad y regularidad en el drive, por lo que quizás sería mejor un diestro homogéneo, que además se caracterizan por tener buenos golpeos de revés. Así, en el revés aprovecharíamos más la definición de un diestro cruzado, que además resulta que suele tener mejores golpes de derecha. La idea es que en la pareja haya un cruzado y un homogéneo para que se complementen y uno tenga lo que no tiene el otro.

Espero que les haya gustado y que hayan aprendido términos nuevos, ahora con esta información podrán sacar sus propias conclusiones y utilizarlo para llegar a ser mejores jugadores de pádel.

1 comentario:

  1. Muy interesante el artículo. Siempre se ha dicho que los zurdos tenían más facilidad, pero no sabía la mayoría de cosas. Gracias

    ResponderEliminar

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...