jueves, 22 de mayo de 2014

La competición en el pádel


Todos los que llevan un tiempo jugando al pádel seguro que ya han participado en alguna que otra competición de mayor o menor nivel, y los que no lo hayan hecho, este artículo les va a venir muy bien igualmente para cuando decidan hacerlo.


En primer lugar, la competición siempre va a suponer algo positivo de cara a nuestro desempeño en este deporte, cada partido que disputemos, ganamos o perdamos, nos va a hacer reflexionar y por lo tanto podremos sacar nuestras propias conclusiones que nos harán mejorar de cara a afrontar los próximos enfrentamientos. Además, decir que la competición es una herramienta ideal para evaluar nuestro rendimiento en estas condiciones.

El hecho de ser un excelente jugador en el contexto del entrenamiento o al disputar partidos amistosos, no quiere decir que a la hora de competir vayamos a responder de la misma forma. La competición es algo muy diferente, para poder afrontar con garantías un partido de estas características, debemos ser capaces de dominar todas los aspectos que conforman la competición. Aquí, el factor psicológico juega un papel muy importante, se va un paso más allá, de ahí la importancia de "saber competir".

Podemos decir que "saber competir" incluye unos determinados requisitos. Por un lado, diría que el afán de superación es algo fundamental de cara a mantener nuestra motivación, ser conscientes de donde estamos y hacia donde queremos ir. 


Tener una actitud positiva y tenaz, sin dejarnos llevar por las diferentes situaciones que se puedan dar. Es importante dejar de lado nuestro ego y mostrar una gran humildad, trabajando cada punto y luchando cada bola aunque nuestro rendimiento no sea el mejor. Por otro lado, algo que define a un buen competidor es la capacidad para leer cada partido y saber actuar en base a las circunstancias que se presenten, el adaptarse a las condiciones del partido es algo clave.


A parte de esto, a la hora de disputar un determinado partido debemos saber que este se compone de tres partes: : antes, durante y después del partido.

Antes de competir, debemos tener en cuenta determinados aspectos. Por un lado, debemos llevar a cabo una correcta alimentación con la antelación suficiente, dos hora y media o tres antes del partido sería lo ideal. Sin olvidarnos de una buena hidratación. Por otro lado, debemos llevar a cabo una análisis de nuestros rivales y elaborar nuestra propia estrategia de juego.

Durante el partido, llevaremos a cabo nuestra táctica siempre supeditada a la estrategia elaborada y planificada con antelación. El aspecto mental es clave, mantenernos concentrados, con actitud positiva e inteligente.

Una vez finalizado el partido, nos centraremos en recuperar: rehidratarnos, alimentarnos y estirar de forma adecuada. Este es el momento de analizar el partido y aprender de los errores de cara al futuro.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...