lunes, 29 de septiembre de 2014

Las 4 patas de la mesa del pádel


El pádel evoluciona a pasos agigantados. Si echamos la vista atrás y comparamos el pádel que se jugaba hace 10 años con el que se juega en la actualidad vemos que ha sufrido grandes cambios. Cambios en todos los sentidos, desde el tipo de juego a los materiales empleados.

Si nos fijamos en los materiales podemos decir que el pádel se ha actualizado en busca de la mejora de nuestro deporte, con pistas de pádel de última generación y palas con materiales de calidad. En el caso del tipo de juego la evolución ha llegado por el protagonismo que están teniendo factores que estaban olvidados.



El pádel actual es la suma de cuatro factores; Técnicos, tácticos, físicos y psicológicos. Cada uno de ellos podría ser la pata de una mesa, en donde encima de la mesa se sitúa el jugador de pádel. Aquel jugador que dé la máxima importancia a cada uno de los factores estará en equilibrio, en el momento que descuide uno de ellos la mesa se desequilibrará y su juego tendrá debilidades que aprovecharán los rivales.

LA TÉCNICA

Posiblemente, el factor al que más importancia se le da, sobre todo en el pádel amateur. Los jugadores que se inician al pádel sólo analizan este deporte desde el punto de vista técnico. En el caso de los jugadores profesionales este factor está más que dominado, tratando de aplicar y adaptar un patrón básico técnico a las características y tipo de juego de cada jugador. 

Si nos fijamos en el mismo golpe (por ejemplo, la volea de revés) de los mejores jugadores del mundo vemos que, pese a ser el mismo golpe, hay bastantes diferencias a la hora de ejecutarlo. Por lo tanto, una vez que vayamos dominando todos los gestos técnicos tenemos que saber adaptar el patrón general a nuestras necesidades dentro de la pista.

LA TÁCTICA

Ha costado tiempo comprender que el pádel es un deporte de equipo en el que hay toma de decisiones. En el World Pádel Tour las parejas utilizan diferentes tácticas y estrategias dependiendo del rival que se tenga enfrente. Es un gran error jugar de la misma manera a todas las parejas.

 La táctica empieza planteando los partidos con el objetivo de sacar el máximo rendimiento a nuestras virtudes y esconder nuestros defectos, así como intentar atacar las debilidades del rival y evitar sus potenciales.

Asimismo, es importante saber leer el partido y modificar nuestra táctica y estrategia en función del transcurso del mismo. No siempre nos salen bien los mismos golpes, no siempre las condiciones climatológicas son las mismas, no siempre el rival está igual de acertado... por lo que la táctica debe ser flexible y modificable. El ganar o perder un partido a veces depende de la capacidad de adaptarse al mismo... y eso se puede y se debe entrenar.

LA PSICOLOGÍA

La psicología posiblemente sea la pata de la mesa que apenas se trabaja, sobre todo en el pádel amateur. Los jugadores profesionales sí están concienciados en la importancia de este factor e incorporan en su equipo de trabajo a un psicólogo deportivo.

Aún así, no se le dedica todo el tiempo que se requiere. Aunque todas las patas de la mesa dependen unas de otras, si ésta falla condiciona de manera exponencial al resto. Un jugador que no tenga la tranquilidad y la mente despejada para tomar la decisión correcta en un punto crítico jamás podrá explotar sus mejores golpes técnicos y la táctica correcta.

EL FÍSICO

Si hay algo que ha marcado la evolución del pádel es el aspecto físico. El pádel actual es rápido y potente, y se juega a una intensidad muy alta durante más de 3 horas de partido. Un jugador de pádel que no trabaje la parcela física jamás podrá estar en la élite del pádel.

La preparación física no es solo cosa de los jugadores que disputan el World Padel Tour, cualquier jugador, independientemente del nivel que tenga, que quiera mejorar su juego tendrá que dedicarle tiempo a realizar una preparación física específica.

Generalmente achacamos fallos en nuestro juego a aspectos técnicos, creemos que hemos fallado una bola porque no hemos realizado bien una de las fases del golpe (armado, impacto, terminación...) pero si analizamos bien todo la acción vemos que el epicentro del fallo está en el mal desplazamiento previo al impacto.

Por lo tanto, como jugadores de pádel tenemos que prestar atención y dedicarle tiempo a cada una de las pata de la mesa del pádel. Para sacar el máximo rendimiento a nuestro juego debemos tener las 4 patas sólidas y estables, pensando en el todo sin individualizar en ninguna. 

El desarrollo de la condición física determina la correcta técnica del gesto, ésta a su vez condicionará la táctica, y ambas precisarán de una fortaleza mental para saber qué acciones y decisiones tomar en cada momento del partido. 

CURSO DE PREPARACIÓN FÍSICA ESPECÍFICA EN PÁDEL

1 comentario:

  1. Muy buena metafora, realmente es muy importante el equilibrio entre las cuatro patas o la mesa se cae.

    Enric
    www.dietadefinitiva.es

    ResponderEliminar

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...